En el Día Mundial del Sida, el cual se conmemora este 1 de diciembre, Gabriela Velásquez Rosas, directora General del COESIDA-CAPASITS, compartió que pese a los esfuerzos por parte de los gobiernos, organizaciones internacionales y de asistencia social, la pandemia no se ha podido erradicar.

“El Día Mundial de la respuesta al Sida es un día para recordar a aquellas personas que han perdido la vida debido a enfermedades relacionadas con el sida, muchas de las cuales murieron porque no tenían acceso a los servicios relativos al Virus de Inmunodeficiencia Humana (VIH)”, expresó.

Cabe resaltar que en los últimos años, de acuerdo con datos estadísticos del Programa Conjunto de las Naciones Unidas sobre el VIH/Sida (ONUSIDA), los casos de Sida se han estabilizado en todo el mundo, esto gracias al tratamiento antirretroviral y al apego al mismo.

Sin embargo, es importante mencionar que las nuevas infecciones por VIH van en aumento, esto debido a las prácticas de riesgo que se registran actualmente en la población sexualmente activa.

Lo anterior deja al descubierto que la pandemia difícilmente terminará para el 2030.

La también responsable estatal del Programa de VIH/Sida, sostuvo que hoy en día la infección por VIH ya no es mortal y las personas que lo contraen tienen una sobrevida de 40 años.

Además destacó que el trabajo en beneficio hacia personas que viven con el virus, seguirá para cambiar el rumbo de la pandemia en nuestro estado.

“Hoy las pruebas del VIH son esenciales para ampliar el tratamiento y asegurarles a las personas que viven con el virus, la posibilidad de llevar vidas saludables y productivas”, sin embargo recalcó que el estigma, la discriminación y el miedo disuaden a las personas de realizarse las pruebas.

Finalmente destacó que con el apoyo del gobierno estatal y municipal, del Poder Legislativo y Judicial, de la sociedad organizada y de todos los trabajadores que conforman el COESIDA-CAPASITS, se logrará cambiar el rumbo de la pandemia en nuestro estado.

DÍA MUNDIAL DEL SIDA

La idea de dedicar un día a la respuesta ante el Sida en el mundo surgió en la Cumbre Mundial de Ministerios de la Salud de 1988, dentro de los programas para la prevención del sida. Desde entonces, la iniciativa la han seguido gobiernos, organizaciones internacionales y de asistencia social en todo el mundo. Se eligió el día 1 de diciembre porque el primer caso de sida fue diagnosticado en este día pero de 1981.