Inspirados en la organización de las abejas y su trabajo en las colmenas, el Centro de Desarrollo Comunitario «Centéotl» creó Bancomunidad.

Este sistema también tiene sus raíces en el Banco Grameen de Bangladesh que ideó Muhammad Yunus, Premio Nobel de la Paz 2006.

Las mujeres se hacen llamar «abejas» y su lema es  “Por una vida digna, de la mano caminando”.

Son colmenas de mujeres emprendedoras. Unas aguerridas abejas que luchan día a día por sacar adelante sus proyectos productivos.

Para esta organización, la abeja es uno de los insectos más importantes para el equilibrio de nuestro planeta, el cual se encuentra en gran riesgo ante los daños del calentamiento global. 

Centéotl se ha sumado a campañas nacionales de plantación de hierbas que ayuden a proteger a las abejas.

Gracias a ello se han sembrado especies diferentes de plantas de olor (tomillo, orégano, ruda, romero y menta), mismas que además de condimento y medicinales tienen el propósito de curar a las abejas, pues al dar sus florecillas, las abejas al libar su néctar o llevar su polen a sus colmenas, se autocuran.

Además, como parte de la formación de las colmenas, se ha integrado una línea que trata sobre alimentación saludable en donde se abordan temas como “el plato del buen comer”, “el vaso del buen beber” y alimentos con alto valor nutricional como el amaranto.

Amaranto

Centéotl es un “proyecto de vida que nos identifica y se distingue por la valoración que hacemos de la identidad cultural y la equidad de género y, sobre todo, por el compromiso social que nos une a nuestras comunidades de origen. Somos mujeres y hombres organizados que, a partir de nuestra identidad cultural, promovemos de manera profesional en la región de la Sierra Sur y Valles Centrales, procesos socioeconómicos y de participación justos, perdurables, en armonía con la naturaleza y condiciones de equidad de género como modos de vida digna replicables”, señala Ángel Vásquez Ruiz, uno de los pilares de Centéotl.

Una colmena es el espacio del fortalecimiento del tejido social y es la fortaleza para defender sus intereses más elementales como su patrimonio familiar. Una colmena es una familia que hace suyas las alegrías y las tristezas de sus integrantes.

FOTO DE PORTADA: Centéotl. Colmena 69. Denominada “13 de Junio”. De la Colonia Llano Verde. San Sebastín Tutla.