YouTube es una referencia para saber si un vídeo o una canción han tenido éxito. Sólo hay que echar un vistazo a su lista de vídeos más reproducidos para ver que nombres como Luis Fonsi, Ed Sheeran o Wiz Khalifa han logrado el éxito gracias a que sus vídeos encabezan la lista de los más vistos de la historia de YouTube. Y qué decir de los éxitos infantiles como Baby Shark, imposibles de olvidar.

Cada nuevo récord en YouTube se convierte en una celebración o, cuanto menos, en una noticia. Hasta ahora, el vídeo más visto de YouTube era Despacito de Luis Fonsi en su versión con Daddy Yankee. El hito se produjo en el verano de 2017 y desde entonces se ha mantenido en cabeza, acumulando reproducciones sin parar. Hasta hoy.

De nada le ha servido acumular más de 7.400 millones de reproducciones a la pegadiza Despacito. La pandemia, que ha obligado a niños de todo el mundo a permanecer en sus hogares, ha dado un empujón a otro vídeo mítico de YouTube que todavía muchos tararean en cuanto les viene a la memoria. El nuevo vídeo más visto de YouTube es precisamente el conocido Baby Shark o Baby Shark Dance, en la versión original de Pinkfong.

Para lograr el récord, Baby Shark ha tenido que alcanzar la hasta ahora inalcanzable cifra de más de 7.043 millones de reproducciones. Seguramente con la ayuda de padres y niños que odian y aman, respectivamente, esta pegadiza canción y que a ciertas edades gusta escuchar una y otra vez.

Este simpático vídeo made in Korea, creado por una empresa educativa para los más pequeños de la casa, se publicó en el verano de 2016 y, desde entonces, ha cosechado el éxito con ayuda de pequeños y mayores, llegando a contar con versiones, parodias y covers en distintos rincones del planeta.

Baby Shark demuestra el éxito de YouTube entre la infancia

Aunque en YouTube podemos encontrar vídeos para todos los gustos e incluso contenido para adultos, padres y familiares de niños pequeños pueden asegurar que esta plataforma de vídeo se ha convertido en un aliado para entretener a los pequeños de la casa desde la pantalla del ordenador, de una tablet o directamente desde el smartphone de los progenitores.

De ahí que, como curiosidad, vídeos como el Baby Shark Dance se haya convertido en el más reproducido de la historia de YouTube. En la lista hay más vídeos infantiles, como Johny Johny Yes Papa de LooLoo Kids, con más de 4.000 millones de visionados, Phonics Song with Two Words de ChuChu TV o Bath Song de Cocomelon, ambas con más de 3.000 millones de reproducciones.

Lo que está claro es que para que Baby Shark se haya convertido en el vídeo más visto de YouTube han contribuido las repeticiones que los más pequeños piden una y otra vez cuando una canción o vídeo les ha gustado. Eso y la curiosidad de los adultos sin hijos al conocer este vídeo viral que atrae a todas las edades con su ritmo pegadizo.