Sin duda una de las cosas más representativas de nuestro país es su gastronomía, y destacan las Cocineras Tradicionales de Oaxaca, mujeres que se han dedicado a preservar las recetas originales de sus pueblos.

Gracias a la aportación de estas mujeres se logró que la comida tradicional mexicana obtuviera el nombramiento de Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad por la Unesco.

Ellas han sabido aprovechar los productos que se cosechan en sus regiones y los platillos representativos de sus pueblos hablan por si solos, pues su sabor y textura es única e incomparable, de esta forma ellas mantienen las tradiciones culinarias y representan con gran orgullo sus raíces.

En su mayoría, estas mujeres comenzaron su vida en la cocina desde niñas gracias al interés que despertaba el que sus madres siempre se encontrarán ahí y posteriormente para ayudar en los quehaceres del hogar.

La leña, el uso del molcajete y el metate, son herramientas básicas para ellas y más que las técnicas, el enfoque , esmero y el amor son la clave de sus platillos.

Además una de las cosas primordiales es que las personas se esfuercen por conservar las recetas ancestrales, que se acerquen a sus madres y abuelas para conocer los platillos que tienen bien guardados y que son un tesoro.