Las manos artesanas de San Pablo Villa de Mitla, diestras en el arte textil, prolongan su oficio desde la época prehispánica.

Desde entonces los creadores y sus manos mágicas dominaron las fibras blandas y semiduras, y con el apoyo de sus implementos las convirtieron en hilos de diferentes grosores.

Posteriormente pasaron a diversos procesos de teñidos y tejidos de los cuales resultaban una amplia variedad de textiles labrados en diseños multicolores.

SANTO ARTE

Gracias al algodón, los tintes naturales y el telar de cintura, los textiles de Mitla son admirados internacionalmente.

Ahora, con la pandemia, el arte textil de este pueblo zapoteca, particularmente la casa textil «Santo Arte», se ha puesto de lado de la salud y, adaptándose a la «nueva normalidad», las manos artesanas están elaborando cubrebocas.

Por el momento, los cubrebocas conviven con rebozos, manteles y servilletas. Con ello se apoya la economía familiar tan deteriorada por la emergencia.

El quehacer textil en Mitla no ha parado y tampoco ha variado mucho desde su historia: se ha prolongado y enriquecido con algunos elementos introducidos en la Colonia (lana, telar de pedales) y continúa existiendo negándose a desaparecer, ya que los conocimientos de la tradición se transmiten a través de las generaciones, cargados de misticismo en cuanto a diseños, formas y colores.

RENOVARSE O MORIR

El desafío que representa la presencia del nuevo coronavirus, obliga a crear nuevas propuestas para la industria textil y el quehacer artesanal.

Como tendremos que convivir con este virus, los artesanos y artesanas no sólo de Mitla sino de otras regiones de Oaxaca y el país, valoran la necesidad de elaborar prendas adecuadas a la nueva realidad.

El siguiente paso consistirá en diseñar prendas que sirvan para cuidar la salud.

Por el momento sólo son cubrebocas, pero en un futuro los artesanos textiles deberán incorporar nuevos conceptos de prendas multifuncionales.

Estas prendas consisten en indumentaria no sólo para vestir sino que cumplen funciones específicas, en este caso, prevenir el peligro de contraer enfermedades por microorganismos infectocontagiosos.

TEXTILES PARA EL FUTURO

En el futuro no muy lejano, las autoridades deberán apoyar con cursos de capacitación para que los artesanos aprendan nuevas técnicas y conozcan e incorporen materiales novedosos como sucede en otras partes del mundo, donde ya se confeccionan prendas con partículas de cobre.

El cobre presenta características y propiedades anti-bacterianas y anti-virales. Por lo tanto, la tendencia es la fabricación de prendas de tela o textiles que contengan cobre, lo que hará que las prendas ingresen en la categoría de ropa multifuncional.

SAN PABLO VILLA DE MITLA

El Pueblo Mágico de Mitla está rodeado por enormes cerros que forman un verde tapiz durante la temporada de lluvias; aquí está una de las zonas arqueológicas más importantes. Fue habitado por zapotecos y mixtecos en distintas épocas, por lo que destaca la mezcla cultural.

El nombre de Mitla proviene del náhuatl “Mictlan”, que significa: “Valle de los Muertos”, recibe el nombre de San Pablo en honor de uno de los apóstoles de Jesús.

Las cuevas prehistóricas de Yagul y Mitla son declarados Patrimonio Mundial de la Humanidad por parte de la UNESCO en 2010.

Ubicación:

A una hora de la ciudad de Oaxaca

TEXTO: SILVIA CHAVELA RIVAS

IMAGENES: CORTESÍA CARINA GARCÍA

https://www.facebook.com/SantoArteMitla/