Ciudad de México, 16 Mayo.- La mordida de araña violinista, se ha convertido en los últimos meses en foco de alarma para la sociedad.

Especialmente, porque alrededor del 5% de los casos registrados en este incidente, derivan en formas graves de intoxicación que entre otros males, provoca fallas renales, lesiones a nivel pulmonar e incluso la muerte.

Para poner fin a este mal, científicos mexicanos del Laboratorio Silanes y del Instituto Bioclon han desarrollado un faboterápico, es decir, antiveneno, con el que se podría neutralizar el veneno de la araña violinista.

En entrevista para El Economista, el doctor Jorge González, explicó que cuentan con una plataforma tecnológica en Silanes Bioclon, que les permite desarrollar distintos tipos de antivenenos capaces de controlar de manera casi inmediata las consecuencias provocadas por la mordedura de esta araña.

El antiveneno que lleva por nombre Reclusmyn, fue creado a partir de venenos recombinantes, es decir, es resultado de la producción de la producción hecha directamente en laboratorio, lo que permitió evitar la extracción de la toxina directamente de la araña, lo que podría hacerlo aún más eficaz.