De acuerdo con un estudio patrocinado por Cereales Nestlé, el 96% de los mexicanos encuestados conoce la importancia del consumo de grano entero, sin embargo, el 80% de ellos desconoce la cantidad adecuada que se debe consumir diariamente, así como los beneficios de integrarlo en su alimentación diaria.

De igual manera, de acuerdo con información de la Encuesta Nacional de Nutrición y Salud,  un 87% por ciento de la población mexicana no consume suficiente cantidad de fibra, un elemento indispensable en el proceso de digestión así como la nivelación de glucosa e insulina en sangre. «Cuando tenemos una dieta baja en fibra aumentan los los riesgos de adquirir diabetes o enfermedades del corazón por lo que consumir fibra suficiente es muy importante», comenta Daniel.

El grano entero se encuentra en alimentos integrales como el pan integral, arroz integral, pasta integral, avena integral o cereales de caja de grano entero. Esto lo puedes corroborar en el etiquetado y listado de ingredientes de cada alimento.
 

Beneficios del consumo de grano entero

1. Ayuda a mantener una dieta sana y equilibrada.
Los granos enteros son ricos en fibra, proteína, vitamina B, vitamina E, antioxidantes y minerales como magnesio. Se recomienda consumir tres porciones al día de 16 gramos.

2. Es bueno para el corazón
Estudios señalan que el consumo de granos enteros contribuye a la disminución de enfermedades cardiovasculares. Esto se debe a que son ricos en fibra soluble, polifenoles, fitonutrientes, betaglucanos y vitamina E, componentes que ayudan a disminuir el colesterol sanguíneo y nivelar el azúcar en la sangre.

cereales_de_grano_entero_nestle_pexels2.jpg

3. Reduce el riesgo de padecer diabetes tipo 2
Si ya se vive con diabetes tipo 2, el consumo de granos enteros mejora la sensibilidad de la insulina y reduce la glucosa en la sangre después de cada comida. Por otro lado, de acuerdo con The Journal of Nutrition, de Oxford Academic, el consumo del grano entero, podría reducir el riesgo de padecer esta enfermedad.

4. Buena salud intestibal y un peso sano 
Consumir granos enteros puede contribuir a mantener un peso saludable ya que la fibra brinda la sensación de saciedad, de igual manera, te ayudará a tener una buena digestión y tener un distema digestivo en buenas condiciones. Por otro lado, el consumo de granos enteros podría disminuir el riesgo de contraer cáncer colorrectal.

cereales_de_grano_entero_nestle_pexels1.jpg

El grano entero son las semillas de cereales como trigo, avena, centeno o arroz; y se divide en tres partes: salvado, ensospermo y germen. Su consumo le otorga al organismo fibra, vitaminas, minerales y otros nutrientes. Sin embargo, al  pasarlo por el proceso de refinado, en el cual se retira la cáscara y el germen, se pierden la mayoría de los nutrientes, pues es ahí donde se concentran la mayoría de vitaminas, minerales, fibra y antioxidantes.

«Cuando tenemos un grano de trigo recién cosechado, va a tener de forma natural tres partes: la cáscara, donde se concentra principalmente la fibra y antioxidantes del grano; después sigue el endospermo, la parte almidonosa de donde se saca la harina; y finalmente, el germen que es de donde vuelve a crecer la planta y es rico en ácidos grasos esenciales y diferentes vitaminas y minerales. Cuando el grano se refina, se le quita la cáscara y el germen quedando únicamente la parte almidonosa, la cual es rica en carbohidratos», explica Daniel Guerrero, gerente de nutrición y asuntos regulatorios de cereales Nestlé LATAM, en entrevista,