El expresidente de PEMEX, Emilio Lozoya Austin, tendrá que denunciar y probar el modus operandi de la red de corrupción y sus acciones. Durante este lapso estará monitoreado las 24 horas y protegido, aunque en calidad de procesado. Emilio Lozoya Austin, debe provar que el expresidente Enrique Peña Nieto y miembros de su gabinete conformaron una red de corrupción en la que él fue utilizado y con la que se perpetraron varios delitos, ha comenzado.

Deberá denunciar, declarar y entregar evidencia suficiente que le permita a la Fiscalía General de la República construir acusaciones en contra los integrantes de esta presunta red de corrupción tejida. En caso de no cumplir con esto, Emilio Lozoya Austin será acusado y llevado a juicio por los presuntos sobornos de más de diez millones de dólares que recibió de las empresas Odebrecht y Altos Hornos de México antes y durante su paso como director de Petróleos Mexicanos. Un juez federal determinó que había evidencia inicial suficiente para vincularlo a proceso por lavado de dinero, cohecho y asociación delictuosa en los referidos casos, y ordenó un plazo de medio año para que concluyan las investigaciones antes de llegar al juicio.