La Ruta del Mezcal, un proyecto turístico creado en la administración del ex gobernador Gabino Cué, está semiparalizado, y el gobierno de Alejandro Murat tampoco ha hecho nada para reactivarlo.

El presidente del Patronato Nacional de la Industria del Mezcal (Panaimez A.C.), Plácido Hernández, dijo que la falta de promoción de estos caminos del mezcal pone en riesgo la actividad y la economía de miles de familias que se dedican a esta cadena productiva de la ruta que abarca El Tule, Tlacochahuaya, Teotitlán, Tlacolula, Mitla y Matatlán.

En tres de las ocho regiones que conforman Oaxaca se produce mezcal, mientras que, de sus dieciséis grupos etnolingüísticos, por lo menos tres elaboran la bebida, principalmente los zapotecos, ya sean del Valle o de la Sierra.

Muchos de los palenques (fábricas de mezcal) son pequeños, de hecho familiares, y cada uno se especializa en la producción de ciertas variedades de agave. Pero eso sí: en todos el visitante podrá gozar de ricas conversaciones con los maestros mezcaleros, dueños de este arte y también de la manera de transmitir su conocimiento.

La idea es que además de degustar el mezcal, el visitante pueda participar en festividades, involucrarse en la vida comunitaria, y adentrarse en el calendario de producción de la preciada bebida.

Sin embargo, todo eso está funcionando a medias porque no ha habido promoción.

 

Por ello, el dirigente de al menos 500 mezcaleros demandó a las autoridades un plan para reimpulsar esta ruta para que toda la cadena productiva se beneficie de la promoción.

Destacó que la Secretaría de Turismo estatal ofrece una escueta información sobre esta ruta en su página oficial.

Asimismo, casi todas las señalizaciones carreteras están destruidas.

Caminos del Mezcal se creó para ofrecer al visitante la oportunidad de experimentar “in situ” todo lo que involucra la producción del mezcal, desde los plantíos de agaves hasta su envase, y por supuesto la degustación con su maridaje natural: la cocina oaxaqueña, que es reconocida a nivel nacional e internacional por su alto valor.

Sin embargo, esta ruta está olvidada, y por eso los mezcaleros piden mayor promoción.