Con información original de Excélsior

Para el especialista en tecnología, Alexis Nickin Gaxiola, América Latina está viendo la industria Fintech como un aliado para disminuir los costos de las remesas.

La razón de esto es porque es una herramienta accesible e inclusiva para aquellos que no están bancarizados.

“Las primeras empresas fintech que estáb operando de manera regulada en México han creado un ambiente de certidumbre para explorar nuevos campos de aplicación”, destacó Nickin

Recientemente el Fondo Monetario Internacional (FMI) presentó un documento de trabajo, en el que pone a Kenia como caso de éxito pues desde 2007 la fintech M-Pesa ha abarcado un mercado de más de 30 millones de usuarios en 10 países diferentes permitiéndoles realizar transacciones que al final del día, impactan de manera positiva en la economía de los países y en sectores específicos.

Con relación a las remesas y cómo podrían verse beneficiadas a partir de las Fintech, Nickin Gaxiola dice que a partir de la utilización de la banca móvil para realizar envío de dinero sin importar las fronteras, el costo de las remesas se reduciría considerablemente.

“En países de América Latina y el Caribe, las remesas equivalen al 1.5% y 15% del PIB y los costos de la banca tradicional son de poco más del 6% para enviar remesas, por eso las fintech significarán una disminución importante”, aseguró.

En ese tenor, expertos internacionales han señalado en varias ocasiones la apertura a la competencia justa entre instituciones bancarias tradicionales y las que pertenecen a la industria fintech, pues ambas tienen la capacidad de ofrecer servicios seguros, ágiles y adecuados a las necesidades de cada usuario.