«Como defensoras de los derechos de las mujeres nos preocupan las declaraciones de quienes se denominan “Área Médica por la Vida de Oaxaca” quienes buscan revertir la despenalización del aborto en el Estado, incluso en casos de violación, debido a que significarían un grave retroceso en el ejercicio de los derechos de las niñas y las mujeres de Oaxaca».

En un comunicado, las activistas señalan que, como organización feminista se manifiestan a favor de las libertades y por lo tanto del respeto a la objeción de conciencia del personal médico y de enfermería encargados del procedimiento de interrupción voluntaria del embarazo en casos de violación.

«Sin embargo, nos causa preocupación el desconocimiento del sector médico acerca del derecho que ya tienen, pues está contemplado en la NOM-046 de los servicios de salud, en los Criterios para la prevención y atención a la Violencia familiar, sexual y contra las mujeres publicada en el Diario Oficial de la Federación del 16 de abril de 2009.

«¿Acaso el personal de salud desconoce la aplicación de normas oficiales, de obligatoriedad en los sistemas de salud?, ¿qué consecuencias tiene su desconocimiento para la atención de la salud y el respeto a los derechos de las niñas y las mujeres?», cuestionan.

«Coincidimos plenamente en la demanda de recursos materiales y humanos suficientes para efectuar la interrupción del embarazo en los hospitales públicos, demanda que se hace más urgente desde que en Oaxaca el aborto libre, seguro y gratuito es un derecho para las niñas y las mujeres.

«Estamos conscientes de que este logro del movimiento feminista puede afectar intereses de aquellos sectores que obtienen ganancias económicas por practicar abortos en clínicas y consultorios particulares, pues de acuerdo a datos oficiales cada año se practican alrededor de tres mil, pero la cifra negra triplicaría a nueve mil abortos anuales. ¿Dónde y quiénes realizan estas interrupciones?», continúa el comunicado.

«En este sentido hacemos un llamado urgente al titular de la Secretaría de Salud del Estado, Donato Casas Escamilla, a atender la capacitación de su personal en las Normas Oficiales del sector salud y especialmente la NOM 046, por las implicaciones que tiene en la prevención y atención a la Violencia familiar, sexual y contra las mujeres, toda vez que en Oaxaca 40 municipios tienen declaratoria de Alerta por Violencia de Género y como lo hemos reiterado, desde el 30 de agosto de 2018 a la fecha se han registrado 160 casos de asesinatos violentos de niñas y mujeres, de los cuales un 35 por ciento ocurrieron en municipios sin alerta, lo que significa que en Oaxaca existe una violencia feminicida», destacan.

«Solicitamos a las autoridades contribuir a la erradicación de la violencia de género a través de la correcta aplicación de la NOM 046, e intervenir cuando existan elementos de que un embarazo, en menores de 15 años, sea producto de la violencia sexual».

OAXACA, A LA CABEZA

Oaxaca se mantiene en el tercer lugar a nivel nacional en embarazo de niñas y adolescentes menores de 15 años, según datos oficiales de los Servicios de Salud de Oaxaca representan alrededor del 20 por ciento de la totalidad de los embarazos en el estado.

Los Servicios de Salud tienen la responsabilidad de detectar oportunamente los casos de violencia y atender el protocolo que establece la misma norma 046 y dar parte a las autoridades.

También se debe monitorear, supervisar y evaluar la correcta aplicación del protocolo establecido en la NOM 046 que incluye informar sobre el derecho a una interrupción voluntaria del embarazo en casos de violación para que las usuarias estén en condiciones de tomar una decisión de manera libre e informada y evitar anteponer concepciones personales a su obligación como servidor o servidora pública, pues de hacerlo estarían incurriendo en violación a los derechos humanos de las niñas y las mujeres.

Deben realizar las gestiones que correspondan a fin de cumplir con la obligatoriedad de proveer interrupciones voluntarias del embarazo, toda vez que es un derecho el aborto seguro, libre y gratuito. Lo que incluye recursos materiales y humanos suficientes y de calidad.

Es ineludible respetar la decisión de quienes se asuman como objetores de conciencia, pero acatando también lo que establece la NOM 046 en el sentido de que “las instituciones públicas de atención médica, deberán contar con médicos y enfermeras capacitados no objetores de conciencia. Si en el momento de la solicitud de atención no se pudiera prestar el servicio de manera oportuna y adecuada, se deberá referir de inmediato a la usuaria, a una unidad de salud que cuente con este tipo de personal y con infraestructura de atención con calidad.”

Las declaraciones acerca de proponer revertir la despenalización del aborto en el Estado, incluso en casos de violación, son alarmantes y requieren de un posicionamiento contundente por parte de instituciones como la Secretaría de las Mujeres de Oaxaca y la Defensoría de los Derechos Humanos del Pueblo de Oaxaca, porque dadas las condiciones de gravedad de la situación en materia de violencia de género y violaciones a derechos sexuales y reproductivos de las niñas y las mujeres de Oaxaca, debe quedar clara la posición de estado frente a declaraciones que vulneren derechos fundamentales a la libertad, la seguridad y la vida de las oaxaqueñas.