Una familia oaxaqueña de clase media gastará, en promedio, mil pesos en la colocación del tradicional altar de muertos.Para instalar el altar lo primero será comprar las flores.

El manojo de flores oscila entre 50 y 120 pesos, dependiendo de la especie, como sipiterna, que cuesta 15 pesos; cempasúchil, entre 40 y 50 pesos, y alhelí, 40 pesos. 

Mientras que el crisantemo y las rosas son de las más costosas, pues el manojo llega a 120 pesos, cuando en temporada regular no supera los 80 pesos.Si una familia decide comprar dos manojos de sipiterna gastará, de entrada, 30 pesos.

Dos manojos de cempasúchil les erogará por lo menos 100 pesos, y si decide llevar un manojo de crisantemo de 120 pesos, el gasto en flores será entonces de 250 pesos.

Ahora bien, en cuanto a los adornos, el costo de las calabacitas de papel de china grandes va desde los 50 pesos; en tanto, los adornos de arañas valen 25 pesos y las catrinas de papel elevan su costo hasta los 100 pesos. El papel picado 12 pesos cada pliego, y las cenefas 20 pesos el metro.

Otro ingrediente que no puede faltar es el pan. El costo del pan originario de la población de Tlacolula es el siguiente: el pan de muerto chico cuesta 35 pesos, los medianos 65 pesos, los grandes de mantequilla valen 130 pesos y los de canela cuestan entre 25.50 y 100 pesos, mientras que los adornados  mantequilla y nuez valen 150.

Si esta familia adquiere dos medianos y dos chicos, el costo será de 200 pesos.Otra figura infaltable son las calaveras de azúcar. En los mercados pueden encontrarse en 20 pesos las chicas y 30 pesos las grandes.

Para adornar el altar la familia planea comprar dos velas grandes y dos chicas. El gasto será de 110 pesos.Las velas envueltas en papel tienen un precio que oscila entre los 15 y hasta 30 pesos cada una.

Si se compran cuatro para cada una de las esquinas del altar, el gasto será de 120 pesos.Para darles gusto a los difuntos, el mole no puede faltar. Un kilo de mole cuesta entre 120 y 80 pesos.

Entre la fruta más tradicional se encuentra el tejocote, el cual cuesta entre 20 y 50 pesos el kilo en algunos lugares.

Pero también el mezcal es una bebida muy socorrida, el litro de este licor, en promedio, vale 100 pesos.