El proyecto Noticonquista comparte una reflexión sobre epidemias y colonialismo:

“En este año de 2020, una coincidencia cruel ha hecho que cumplamos los 500 años de la primera epidemia que asoló a Mesoamérica en 1520, enfrentando otra pandemia, la del coronavirus.

Ahora que buena parte de la humanidad vive disrupciones profundas a su forma de vida, enfrenta el temor ante un futuro incierto y comparte la sensación -inédita para muchos de nosotros- de estar indefensos ante una enfermedad desconocida, tal vez nos sea más fácil comprender el desconcierto, la sorpresa y la tristeza que provocó entre los habitantes indígenas de lo que hoy es México la irrupción de un nuevo y mucho más terrible mal, la viruela. 

Pese a las inmensas distancias temporales, culturales y en el conocimiento científico, lo que estamos experimentando hoy tiene un parecido fundamental con lo que vivieron los habitantes de Mesoamérica en el siglo XVI, durante la conquista.

La humanidad entera hoy, como ellos hace 500 años, enfrenta lo que podemos llamar un choque epidemiológico, es decir, es atacada por un virus desconocido contra el que ninguna persona tiene inmunidad; una enfermedad nueva que los médicos no saben tratar, un fenómeno sin precedente que parece poner en entredicho nuestros conocimientos y creencias y desmontar todas nuestras defensas. (…)

Otro factor significativo de la epidemia de 1520, que también debemos tomar en cuenta frente a nuestra pandemia de nuestro 2020, es que esta nueva enfermedad no fue solo un fenómeno biológico, sino también social.

CON INFORMACIÓN DE EDUCA A.C.