En el estado de Oaxaca se está trabajando para que dentro de la Ley de Derechos de Niñas, Niños y Adolescentes del estado de Oaxaca se tenga la estipulación de negar la venta directa de comida chatarra y refrescos a menores de edad. 

La cual ha sido el estandarte en los últimos días de la diputada oaxaqueña de Morena,Magaly López, donde busca velar por la salud de los niños de Oaxaca.

“No se va a prohibir la venta. Los comerciantes podrán seguir vendiendo sus productos, pero ya no de forma directa a los menores de edad. Será algo muy similar a lo que pasa actualmente con la venta de cigarros y alcohol”, dice en entrevista telefónica con EL UNIVERSAL. 

A pesar la legisladora morenista tiene buenas intenciones, esto no ha impedido que sea blanco de críticas por parte del sector empresarial, que la señalan como cómplice del  secretario de Prevención y Promoción de la Salud del gobierno federal, Hugo López Gatell, luego de que éste mencionara que la comida chatarra es “veneno embotellado”.

Lo que la ha puesto como unas persona que solo busca dañar al gobierno y buscar el hundimiento de la economía .

 Sin embargo, la diputada Magaly López se ha mantenido firme en su posición de que su objetivo es meramente resguardar la salud de los más pequeños y que era un tema que se necesitaba tocar y priorizar antes que los intereses económicos de las empresas. 

Asimismo, la diputada, ha señalado que la salud de los  niños de Oaxaca se ha visto fracturada por el consumo constante de los productos con altos contenidos de sodio, azúcar y grasa que suelen a veces ellos mismo comprar sin una supervisión adulta.

Provocando un aumento de casos de obesidad, diabetes y hasta hipertensión infantil en los menores de edad, que los pone dentro del sector vulnerable cuando se trata de enfrentar una pandemia.

“Sé que no es algo fácil, no será de la noche a la mañana, pero es el primer paso para evitar que los niños tengan el acceso directo a estos productos”, señala. 

“Nosotros como padres tendremos la enorme responsabilidad de decidir por ellos, de qué es lo que consumen”, dice.

Y espera que con este cambio en la ley, se pueda sumar a los nuevos etiquetados que ya están circulando por todo el país.