España arrancó la recesión en el segundo trimestre de 2020, al registrar un hundimiento del Producto Interno Bruto del 18,5% respecto al anterior debido a la pandemia del coronavirus, según datos publicados el viernes por el Instituto Nacional de Estadística. Tras la contracción del 5,2% en el primer trimestre, la cuarta economía de la zona euro registra dos meses consecutivos de caída del PIB, lo que supone la definición de una recesión.

Esto se hizo en el país de la Unión Europea donde más bajó el PIB, según la primera estimación preliminar difundida este viernes por Eurostat. Junto a Italia, fue uno de los que aplicó medidas de confinamiento más estrictas, con el agravante de que su economía estaba en una posición bastante más débil que la de muchos de sus vecinos.

En Europa la economía se desvaneció un 12,2% y un 11,9% la del conjunto de la UE en el segundo trimestre del año. Son, con mucha ventaja, los retrocesos más importantes desde el inicio de las series temporales en 1995, según la oficina de estadística comunitaria. En el primer trimestre del año, el PIB había disminuido un 3,6% en la eurozona y un 3,2% en el grupo de 27 países miembros. En comparación con el mismo trimestre del año precedente, el PIB corregido con las variaciones estacionales registró una caída del 15% en los países de la moneda única y un 14,4% en toda la Unión entre abril y junio. En los tres meses anteriores, la reducción internaual del PIB fue del 3,1% y 2,5%, respectivamente.