El presidente Andrés Manuel López Obrador pidió ayuda a Arturo Zaldívar, presidente de la Suprema Corte de Juticia de la Nación, para liberar a Rafael Méndez Valenzuela, hijo de la periodista Judith Valenzuela, quien ya salió del penal de Guasave esta madrugada.

“El asunto que se trató ayer de un joven que ya había cumplido con su condena y, sin embargo, se le mantenía preso por una mala interpretación o aplicación de la ley que afectaba los derechos humanos de este joven, que significaba una injusticia”, dijo el mandatario al iniciar su conferencia en Palacio Nacional.

“Ayer mismo envié una carta al presidente de la Suprema Corte de Justicia, él me respondió ayer que iba a intervenir por tratarse de un asunto urgente, de atención a una violación de derechos humanos y quiero agradecerle porque, por su intervención, del ministro Zaldivar, Presidente de la suprema corte, un hombre íntegro, un hombre honesto, la juez encargada del caso tomó la decisión de dejar en libertad a el joven”, señaló López Obrador.

Tras la petición de justicia de López Obrador, la juez que estaba a cargo de este caso decidió dejar en libertad al joven. De acuerdo con el presidente López Obrador, Méndez Valenzuela salió del penal de Guasave, Sinaloa, este viernes alrededor de las 3:30 de la mañana.

La juez encargada de este caso tomo la decisión de dejar en libertad a este joven y hoy a las 3:30 de la mañana salió del penal de Guasave, Sinaloa 

En la carta que envió el presidente López Obrador se indica que este caso es un claro ejemplo del mal manejo de las autoridades, el cual pretende cambiar en beneficio de la sociedad y bajo el peso de la justicia.

Cabe señalar que, la madre de este joven acudió a algunas conferencias matutinas en el Palacio Nacional para dar a conocer el caso de su hijo; presentó pruebas para afirmar que su hijo era inocente y que había sido torturado durante seis horas y media por agentes federales y militares con la intención de que firmara una declaración en la que señalaba ser parte del grupo criminal La Familia.

Finalmente, en la conferencia del jueves pasado, la secretaria de Gobernación, Olga Sánchez Cordero, afirmó que era “una tragedia jurídica”, por lo que se actuaría al respecto.

EL CASO

El contexto. De acuerdo con la periodista Rafael Méndez Valenzuela fue detenido y encarcelado de forma injusta en enero de 2008, en Valle de Bravo, Estado de México, acusado de delincuencia organizada. Agentes federales y estatales lo torturaron durante seis horas para que firmara un documento aceptando que pertenecía a un grupo criminal.

La Organización de las Naciones Unidas (ONU) pidió al Estado mexicano liberar a Rafael Méndez de inmediato y reparar el daño.