Las crecientes denuncias de pobladores de la Mixteca oaxaqueña y poblana sobre avionetas que presuntamente dispersan las lluvias arrojando químicos a las nubes llevaron el tema al Congreso de la Unión.

Desde 2019 la diputada María Teresa Marú Mejía, del Grupo Parlamentario del Partido del Trabajo, propuso un punto de acuerdo que exhorta a los secretarios de Medio Ambiente y Recursos Naturales; y de Comunicaciones y Transportes; al Secretario del Medio Ambiente del Estado de México; y al Ayuntamiento de Jocotitlán, Estado de México; para que realicen una revisión sobre el uso que realiza la empresa BIONATUR en el municipio de Jocotitlán, Estado de México, de cañones antigranizo y avionetas para dispersar las nubes y con ello inhibir las lluvias y el impacto al medio ambiente que esto causa.

En este punto de acuerdo se señala que el asunto no es nuevo y no sólo está sucediendo en el Estado de México sino en otros más como Michoacán, Puebla, Tlaxcala y Jalisco.

Recientemente, pobladores de diversas comunidades de la Mixteca en Oaxaca han denunciado la presencia de avionetas justo cuando parece que va a llover.

Los pobladores han notado que las avionetas pasan de día, noche y madrugada. El daño más significativo es que han cambiado su tiempo de cultivo pues el clima es cambiante, y la cosecha se ve afectada. La población solicita investigación sobre las avionetas que sobrevuelan sus poblaciones.

Este tipo de afectaciones no solamente se da en las zonas urbanas o rurales donde hay asentamientos humanos, sino también en aquellas áreas silvestres naturales donde las especies viven en contacto directo con la naturaleza.

Principalmente es de destacar que algunas​ de estas superficies pertenecen a la reserva de la Biosfera Tehuacán-Cuicatlán y con la presencia de agentes químicos en el ambiente para la dispersión de nubes, se afecta al equilibrio ecológico y ponen en riesgo a distintos tipos de vida.

QUÉ SE PRETENDE

De acuerdo con Ricardo García de Alba, del IPN, mediante el lanzamiento de ondas de choque a las nubes para evitar la formación de granizo, por parte de campesinos de invernaderos, se han ahuyentado las nubes en diversas zonas del país.

De acuerdo con Gerardo Cruz del Sistema Radiofónico Informativo, el presidente municipal de San Juan Bautista Coixtlahuaca, Raúl Onofre Guzmán, informó que las 18 autoridades municipales de la región Chocholteca se reunieron el viernes 17 de julio en Tepelmeme Villa de Morelos para generar un posicionamiento a fin de exigir al gobernador del estado, Alejandro Murat Hinojosa, se inicie una investigación acerca de los sobrevuelos de avionetas en esa zona para confirmar o descartar si son responsables de ahuyentar las lluvias en la presente temporada.

Relacionó estas prácticas por su cercanía con Tehuacán, Puebla, donde existen granjas avícolas y granjas de pollos y cerdos en Coixtlahuaca, así como en Tepetlapa y San Miguel Tequixtepec.

Durante la época de lluvias se observa el sobrevuelo de avionetas desde donde, presume, se arrojan químicos para dispersar las nubes.

“Cuando nos damos cuenta realizan sobrevuelos, en la temporada de lluvias cuando llueve bien en un día y al otro día está preparado para llover, pasan las avionetas, se esparcen las nubes y ya no llueve”, explicó.

Onofre Guzmán manifestó que los 18 presidentes municipales de la región Chocholteca fijarán un posicionamiento por el sobrevuelo de avionetas en su territorio, para solicitar al mandatario estatal una investigación a través de la Coordinación Estatal de Protección Civil de Oaxaca (CEPCO), además de otras áreas y de ser necesario solicitará el apoyo del Gobierno Federal, para iniciar un proceso de explicación para evitar se siga afectando esa zona la cual cada vez tiene menos presencia de lluvias.

Dijo que la falta de agua afecta la recarga de mantos freáticos donde se abastecen del vital líquido para distribuirlo a sus comunidades, así como las siembras de granos básicos en las comunidades chocholtecas.

IMAGEN: Leyendas de Chazumba, PÁGINA DE FACEBOOK