Fuente y Foto: Reforma

La joven Diana Celina González Hernández, originaria de Oaxaca, fue hallada asesinada en una localidad de Guerrero tras haber desaparecido en la ciudad de Puebla.

El presunto autor material del crimen fue identificado como su amigo Sergio Alonso Reyna Ocampo, quien se suicidó después de asesinar a la mujer de 25 años de edad.

La Fiscalía General del Estado (FGE) de Puebla detalló que la noche del 20 de diciembre, Diana Celina acudió con un grupo de amigos al karaoke-bar Cantabria, ubicado en la Colonia Belisario Domínguez de la ciudad de Puebla.

Según las investigaciones del Ministerio Público, la joven se retiró del establecimiento en compañía de su amigo Sergio N., quien conducía un auto Mazda negro, y se dirigieron al Fraccionamiento Paseos del Bosque donde él vivía.

En el domicilio, Sergio privó de la vida a Diana y posteriormente abandonó su cuerpo sobre la Autopista del Sol, en inmediaciones de la localidad de Quetzalapa, en el Municipio de Huitzuco de los Figueroa, Guerrero.

Más tarde en este mismo Municipio, el agresor se quitó la vida con un arma de fuego a bordo de su auto.

De acuerdo con reportes periodísticos, el cuerpo de Diana fue localizado la noche del 26 de diciembre devorado por fauna silvestre.

La Fiscalía poblana afirmó que, en coordinación con su homóloga de Guerrero, confirmó la identificación de la víctima y notificó a sus familiares.

La familia de Diana Celina se mostró sorprendida luego de que la Fiscalía General del estado de Puebla difundió la información sobre la muerte de la joven sin haberles notificado a ellos.

En publicaciones en redes sociales, la hermana de Diana, identificada como Jessica, cuestionó a la Fiscalía poblana.

«Pruebas? Cuáles pruebas? Si a la familia ustedes no nos han entregado nada. Exigimos esas pruebas!!!», escribió en Facebook.

La mujer compartió otra publicación en la que urgió a la Fiscalía aclarar la información, pues considera que la institución quiere dar carpetazo al asunto.

«Urge nos aclare la información que está difundiendo para, como es su costumbre, dar carpetazo, ya que esto no está confirmado por la familia de Diana Celina. ¿En qué se basan para aseverar algo tan delicado?», cuestionó.

Mariah Hernández, mamá de Diana Celina, afirmó que esta información de la Fiscalía está afectando a ella y a su familia.

«Yo soy la primera en sorprenderme de dicho comunicado puesto que a mis manos no ha llegado algo contundente, por lo cual no sé si la Fiscalía haya determinado finalizar con la búsqueda de mi hija», señaló en un mensaje publicado en Facebook.

«(La Fiscalía) me informa que el resultado de la necropsia económica que se realiza al celular del sujeto Sergio A.R. arroja una llamada de 7 minutos a una persona de un número procedente de Cuernavaca y quien es último contacto».

La madre dijo que sospecha que en esa llamada la Fiscalía encontró todas las respuestas de su investigación.

Afirmó que espera que la institución tenga toda la evidencia a la mano y se la proporcione.