Milagros, favores y sobre todo la fe es lo que mueve a miles de feligreses que año con año visitan a la Virgen de Guadalupe para darle las gracias por escuchar sus plegarias.

Este 12 de diciembre, cientos de fieles se congregarán en el Templo de Guadalupe.

Salud, dinero, paz y empleo, se cuentan entre las principales peticiones a la Guadalupana -como también se conoce a la Virgen- sin faltar los pedidos milagrosos en situaciones críticas.

Niños vestidos de Juan Diego y niñas con tradicionales vestidos de manta bordados de coloridas flores acudirán acompañados de sus padres, al santuario para agradecer las bendiciones recibidas en este año.

La devoción popular a la Virgen de Guadalupe es parte importante de la vida cultural y social de México y cobra especial relevancia cada 12 de diciembre.

Como una extensión a las festividades que se llevan a cabo en la basílica de Guadalupe en la ciudad de México, en Oaxaca los devotos de la guadalupana acuden a las iglesias a dar gracias por los favores recibidos.

A los templos católicos donde se venera la “Patrona de México”, cada año acuden grupos de mariachis para cantarle a la virgen las tradicionales mañanitas.

En Oaxaca todo se encuentra listo para llevar a efecto la celebración de la patrona de México. Con mariachis, tríos, rondallas, coros, las familias devotas llevarán la tradicional serenata a la virgen morena.

En el santuario erigido en honor de la Guadalupana, localizada en las cercanías del parque El Llano, familias enteras han comenzado a participar en los rosarios y celebraciones de la palabra.