Experiencia mágica

Cuando pase la epidemia, uno de los primeros sitios que propios y extraños deben visitar es el mirador de cristal de San Pablo Guelatao, comenta Xóchitl Danae, guía de este atractivo turístico natural.

Pero además, al visitar este sitio, apoyamos con nuestra cuota al pago de los guías que forman parte del programa federal «Jóvenes construyendo el futuro».

El 2 de enero de 2019 se inauguró este proyecto que respeta las áreas naturales y se realizó bajo la supervisión de la Comisión Nacional de Áreas Naturales Protegidas.

También se invirtió en bicicletas de montaña, motocicletas y en la creación del sendero.

Ceremonia de bienvenida del nuevo comité de ecoturismo.

El proyecto se desarrolló en trabajo conjunto del Movimiento Social por la Tierra (MST), el Comité de Ecoturismo y autoridades municipales.

Para acceder al mirador primero hay que reportarse con el Comité de Turismo para que se asigne a los guías que llevarán a los visitantes al recorrido.

En la zona es posible acampar bajo estrictas medidas de seguridad.
También se pueden realizar muchas actividades relacionadas con el ecoturismo.

El mirador “ se ubica a casi 2 mil metros sobre el nivel del mar. 


SUEÑO
Desde hace tiempo existía en San Pablo Guelatao la necesidad de contar con un sitio de diversión para los visitantes que a diario arriban a la comunidad.

Así iniciaron algunos trámites ante la Comisión Nacional para el Desarrollo de los Pueblos Indígenas( CDI), ubicada en la localidad.

LA CUNA DE JUÁREZ
En la ruta de la Sierra Norte, el municipio de Guelatao es punto importante en el turismo histórico.

Cuna de Benito Juárez García, esta comunidad ofrece a sus visitantes diversos atractivos culturales e históricos.
Uno de sus grandes atractivos es el mirador del Peñasco, ubicado en la punta de un cerro, desde el que se alcanza a observar una vista panorámica inmejorable.

A un año de su inauguración el mirador de cristal de Guelatao se ha convertido en uno de los destinos más atractivos de la Sierra Norte.

Cualquier día que decidas ir, debes tener en cuenta que el primer paso es llevar calzado cómodo, un bote con agua y ropa cómoda; aunque sólo es un sendero que podrás subir en máximo una hora, te recomendamos lo hagas con calma, para poder disfrutar del sendero que comienza al pie de la carretera.

COSTO
$40 pesos el acceso al mirador.

Camping $100.

FOTOS: COMITÉ DE ECOTURISMO/HILDA CORTÉS/DAGMAR VELÁSQUEZ