Con información de Economía Hoy

Ciudad de México, 23 Octubre.- La Ciudad de México, ocupa la posición 33 de 76 naciones evaluadas en el Reporte Mundial de la Calidad de Aire 2018, con los peores niveles de contaminantes en el aire, que en el caso de la capital de México, repercuten directamente en la salud de sus casi 9 millones de habitantes diariamente.

Al respecto, Daniel Madariaga empresario y especialista en temas de movilidad y construcciones inteligentes señala la importancia de implementar políticas públicas para impulsar las construcciones inteligentes y ecológicas, comenzando por los estacionamientos verdes.

“Durante 2018, la Ciudad de México registró el incremento en la circulación de 200,000 autos. Esto impacta directamente en el tráfico que todos los días vivimos y sufrimos en las calles de nuestra ciudad, sin embargo, se ha perdido de vista un aspecto muy relevante y este es las repercusiones que el tráfico genera en la salud de los habitantes de toda ciudad”, explica.

Actualmente, los autos en las ciudades pasan más del 95% del tiempo estacionados. En ese sentido, Daniel Madariaga afirma que debe mejorarse la oferta y tecnología de los estacionamientos.

A decir de Madariaga, existen soluciones que se han aplicado exitosamente en otros países y que podrían implementarse en México exitosamente, como es el caso de los estacionamientos verdes.

“Estas construcciones, despliegan diversas soluciones que no solo agilizan la forma en que se coordina un estacionamiento, sino que emplean además sistemas de captación de lluvia, pavimento que permite filtración, celdas fotovoltaicas, e incluso eliminar contaminantes del agua de lluvia”, destacó Madariaga.

“Sin embargo, una de las propuestas más innovadoras y que podríamos aplicar en México, es la de una planeación eficiente que permita estimar y asignar espacios de acuerdo a la oferta y demanda potencial”, asegura el experto de Pumasa.

Si bien los costos que implica la construcción de estacionamientos verdes podrían ser más elevados, a largo plazo representan mayores beneficios por sus características, aportaciones y bajo impacto con el medio ambiente.

“Los estacionamientos verdes además de ofrecer grandes soluciones a problemas de movilidad, contribuyen a mejorar el entorno, evitar inundaciones, disminuir temperaturas altas en el ambiente, dejan crecer la vegetación y son en general mucho más saludables”.

Daniel Madariaga comenta que el optimizar los estacionamientos se tienen muchas ventajas y realmente pocos inconvenientes, y es por ello que se deben impulsar más este tipo de soluciones en el país.