Impartirán Programa de Fotografía Documental

El Centro de las Artes de San Agustín (CaSa) y la Universidad Autónoma Benito Juárez (UABJO) organizan un Programa de Fotografía Documental, coordinado por la fotógrafa y editora Joan Liftin, quien dirigió el programa educativo de fotografía documental del International Center for Photography (ICP) durante 12 años.

Este programa que se impartirá como diplomado, con una duración de cuatro meses, del 18 de marzo al 26 de julio del presente año, está diseñado para mejorar la comprensión de cada estudiante en el ejercicio cotidiano de su práctica profesional en relación con la fotografía y la creación de imágenes únicas.

Las y los participantes seleccionados con anterioridad podrán realizar actividades con diferentes instructores, además de prácticas fotográficas, revisiones diarias de sus trabajos, y participar en conferencias sobre ejercicios fotográficos actuales.

Los módulos estarán a cargo de un grupo de fotógrafos profesionales como Antoine d’Agata (Francia), quien exhibe regularmente en distintos museos alrededor del mundo, y sus imágenes forman parte de varias colecciones de instituciones internacionales.

Antoine es autor de numerosos fotolibros innovadores e integrante de la Agencia Magnum Photos. También ha dirigido varias películas. Fue ganador del Premio Niépce en el 2001.

Igualmente, Pablo Ortiz Monasterio, fotógrafo y editor mexicano, miembro fundador del Centro de la Imagen y considerado uno de los principales promotores de la fotografía en el país; ha exhibido en escenarios de América y Europa.

También, Sylvia Plachy (Estados Unidos) fotógrafa nacida en Hungría que trabaja en Nueva York.  Ha recibido varios premios, como la beca Guggenheim. Ha publicado cinco libros y su trabajo ha sido presentado ampliamente por revistas alrededor del mundo. Trabajó 30 años para la revista Village Voice y exhibe frecuentemente en Europa y Estados Unidos.

Además, el mexicano Yael Martínez, quien recibió en 2016 el premio Magnum Emergency Fund Award por su ensayo sobre los efectos del narcotráfico sobre su comunidad y su familia, y al año siguiente (2017) se hizo acreedor a otro premio, nuevamente por Magnum, gracias a su trabajo sobre religión en la República Mexicana.