La lluvia y las inundaciones pueden transmitir enfermedades como infecciones diarreicas, micosis, dermatitis y hepatitis, por ello, los Servicios de Salud de Oaxaca (SSO), exhortan a la población a evitar entrar en contacto con agua sucia e intensificar medidas preventivas de saneamiento en los hogares.

En caso de que la vivienda sufra inundación y sea necesario su limpieza o recuperar objetos, es indispensable colocarse guantes y botas de plástico, para evitar poner en riesgo la salud y cambiar de inmediato la ropa húmeda en caso de mojarse.

También en esta época del año se incrementan las infecciones de vías respiratorias, otitis, conjuntivitis, bronquitis y neumonía, ante lo cual es importante extremar precauciones, sobre todo por las mañanas y noches, cuando existe una menor temperatura ambiental derivada de las precipitaciones fluviales.

Cabe señalar que hasta el último reporte del Sistema de Vigilancia Epidemiológica semana 37 se tienen notificados 161 mil 694 pacientes con enfermedad infecciosa intestinal, ubicando a la entidad en el lugar número ocho en la tabla nacional, siendo las regiones más afectadas los Valles Centrales, Istmo de Tehuantepec y Mixteca.

Ante ello, los SSO dan una serie de recomendaciones a la población, como  lavarse las manos antes de cocinar, después de ir al baño, toser o estornudar, posterior al uso del transporte público, tocar dinero o teléfonos, tras brindar atención a una persona enferma o acariciar una mascota.

La población no debe olvidarse de la importancia de aplicar la estrategia “Etiqueta de tos” (cubrirse con el ángulo interno del codo al toser o estornudar, limpiar y desinfectar todas las superficies de contacto más común, lavarse las manos constantemente con agua y jabón), acciones que impiden la proliferación de gérmenes, como el virus de influenza.

En caso de presentar alguna molestia, se deberá acudir a la unidad médica correspondiente, para recibir un diagnóstico certero y un tratamiento oportuno.

COMUNICADO