Amenaza a la Sierra Juárez importación de madera chilena

La importación de madera chilena es una amenaza constante para los pueblos de la Sierra Norte, denunciaron habitantes.

Ya en 2008 y 2009 se vivió una grave crisis con la introducción de ese material a la región.

Y es que en ese país hay más facilidades para la importación de madera, pues no les cobran tantos impuestos. Esta situación podría repetirse y además se agrava con la competencia desleal de los taladores clandestinos.

De acuerdo con su información, han interpuesto diversas denuncias por tala ilegal o clandestina ante la Procuraduría Federal de Protección al Ambiente (Profepa), sin embargo, no han tenido éxito.

Es por ello que hace el llamado a las autoridades para que frenen esta situación, ya que la venta de rollo de madera por parte de los talamontes les representa una competencia desleal, al tener ellos que malbaratarla.

“Esto nos está pegando porque las ventas van a la baja y nuestras empresas comunales están en riesgo de desaparecer”, dijeron.

En los últimos años, la importación de madera aserrada ha aumentado significativamente. Esto implica una mayor dependencia comercial de este producto, habiéndose cubierto gran parte del consumo nacional aparente de madera aserrada con importaciones provenientes de Chile, Estados Unidos, Brasil y Canadá.

Para revertir esta tendencia, es urgente implantar una serie de políticas públicas en el mediano y corto plazo, que tiendan a fortalecer esta industria.

De no hacerlo se preven efectos negativos, como una mayor presión sobre el bosque natural, el cierre parcial o total de aserraderos, aumento del desempleo y la pérdida de una importante fuente de ingresos para los propietarios del recurso forestal.