Barrio de Xochimilco, atractivo turístico en esta Semana Santa

Cuenta la historia que el barrio de Xochimilco fue fundado el 30 de junio de 1486 en que, por órdenes de Ahuizotl, un destacamento de soldados xochimilcas taló parte del bosque de guajes que había en el Cerro del Fortín, y se estableció formalmente donde actualmente se ubica la ciudad de Oaxaca.

Usted puede iniciar el recorrido en la plazoleta de la Cruz de Piedra. Ahí las personas pueden conocer este  espacio, remodelado en 2009, que fue nombrado así tras la colocación de una cruz de piedra en 1968.

El recorrido continúa por la calle empedrada Rufino Tamayo, donde se encuentran los Arquitos de Xochimilco, el acueducto de cantera verde construido entre 1727 y 1751, para abastecer de agua a la población.

Ahí, las personas pueden conocer que la construcción del acueducto sobre arcos continuos tuvo como finalidad conservar la pendiente necesaria para transportar el agua desde la agencia San Felipe del Agua hasta la caja de agua construida en la esquina del atrio del templo del Carmen Alto.

El acueducto tuvo esta funcionalidad hasta 1940, fecha en la que se interrumpió la transportación del agua debido a la construcción de la calzada Héroes de Chapultepec. Actualmente sólo se cuenta con 300 metros de esta obra hidráulica.

Durante el recorrido por este rincón colonial, podrá conocer las historias urbanas de los tres callejones del lugar, Rufino Tamayo, Alarifes y Los arquitos, cuyas paredes también sirvieron para publicar poemas de los escritores de aquel tiempo.

Debido a que el Barrio Xochimilco es reconocido por sus artesanías, durante el Recorrido Turístico se pueden visitar los talleres de Don Chepe y Miguel Ángel Aguirre, artesanos que trabajan la mantelería y la hojalatería en sus respectivos talleres.