El Estado Mexicano debe contar con instrumentos y medidas de acción que fomenten y acrecienten el ejercicio de los derechos lingüísticos y culturales de niñas, niños y adolescentes en las instituciones educativas, aseguró el defensor de los Derechos Humanos del Pueblo de Oaxaca, Bernardo Rodríguez Alamilla.

Al inaugurar el “Seminario Educación Intercultural un Derecho de Niñas, Niños y Adolescentes” que se realiza del 27 de julio al 24 de octubre los días jueves en el Centro Cultural San Pablo, sostuvo que la preservación de la lengua garantiza la vigencia de las realidades pluriculturales.

Reconoció la resistencia de los pueblos y comunidades indígenas en la lucha por el reconocimiento de sus derechos, que ha permitido que las lenguas maternas continúen vivas “hablándose y construyendo una realidad de su ser”.

Ante la directora de Derechos Humanos del Instituto Estatal de Educación Pública de Oaxaca (IEEPO), Marlene Aldeco Reyes refirió que durante la Colonia, el México Independiente y Post-revolucionario, una visión homogeneizadora del país pretendió terminar con la diversidad cultural, riqueza étnica, lengua y conocimientos ancestrales.

Rodríguez Alamilla apuntó que la persistencia de la memoria cultural va ligada con la historia de los pueblos indígenas. “Tiempos hubo en que 16 lenguas distintas se hablaban en las diferentes comunidades de Oaxaca, con innumerables variantes, casi una por comunidad”.

El ombudsman insistió en que las políticas educativas diseñadas para fortalecer el empleo y la difusión de las lenguas originarias en las escuelas del estado deben ser preservadas, fortalecidas y perfeccionadas de manera prioritaria.

“Cada lengua originaria que subsiste en las comunidades indígenas del estado es un crisol de visiones, tradiciones, invenciones y logros de civilizaciones cuya complejidad  comenzó a develarse hace varios siglos, si no es que un par de milenios. Ese legado cultural debe ser resguardado con responsabilidad”, dijo.

El defensor insistió en la importancia de reconocer en los centros educativos del estado prácticas discriminatorias que vulneran el derecho a la lengua y la cultura de niñas, niños y adolescentes indígenas, pues corregir esas malas prácticas garantiza el derecho a la supervivencia y a la superación de las culturas que dan identidad a Oaxaca y a sus pueblos.

Por su parte, la directora de Derechos Humanos del IEEPO Marlene Aldeco, celebró la realización del “Seminario Educación Intercultural un Derecho de Niñas, Niños y Adolescentes”,   pues el objetivo de esta  actividad es que las y los asistentes puedan replicar los conocimientos y herramientas adquiridos en sus áreas de trabajo.