Celebra el Día del Biólogo Miguel Ángel, “el doctor” de laurel histórico del Zócalo

Miguel Ángel Aguilar celebra el Día del Biólogo haciendo lo que más le gusta: ser el experto y guardián de los jardines de la ciudad.

Pero además es el responsable de velar por la salud de este ejemplar.

En septiembre de 2017, uno de los laureles más emblemáticos de Oaxaca es el que se encuentra a un costado de Catedral, donde regularmente se realizan festivales y conciertos.
Con más de 200 años de vida, a este ejemplar se le detectaron al menos dos plagas: el gusano barrenador y un hongo llamado ganoderma.
El biólogo Miguel Ángel Aguilar urgió un plan emergente y a la fecha no se ha bajado la guardia para quitar el ganoderma y un tratamiento preventivo para los barrenadores o termitas.

“Es nuestro enfermo y lo vamos a atender”.

GUARDIÁN

Vivero municipal, Alameda, El Llano, Conzatti, son algunos de los lugares y parques que ha resguardado celosamente.

Este biólogo nacido en Tuxtepec, en la región de la Cuenca del Papaloapan, ha recorrido todos los días estos espacios y explica pacientemente a ciudadanos y autoridades las bondades de mantener los jardines de Oaxaca en buenas condiciones.

En varias ocasiones ha destacado la importancia de contar con espacios verdes en la ciudad como fuentes de oxigeno e imagen.

Su amor por la naturaleza la trae desde su tierra, ya que Tuxtepec  es una región rica en vegetación.

Miguel Ángel cuenta que su principal trabajo es “generar amor por la naturaleza en la comunidad”.

Por ello, una de sus tareas es ofrecer talleres y conferencias principalmente en los niños y niñas para fomentar en temprana edad el cuidado de la ecología.

Señala que lo más difícil es tener que “reeducar” a los ciudadanos. “Muchas veces se molestan cuando les decimos que hagan un uso adecuado de los jardines y parques”, dice.

Sin embargo, asegura que se reconforta cuando otros ciudadanos agradecen la labor.

HACIENDO CONCIENCIA

“No sólo es mantener las áreas verdes bonitas, y estar pendientes de los espacios deportivos y recreativos, se trata también de sembrar en los ciudadanos un respeto por estos espacios”, expresa.