JUCHITÁN DE ZARAGOZA._  “¡No somos morosos, somos dignos usuarios en resistencia!”.

Integrantes de la Coordinadora Nacional de Usuarios en Resistencia exigieron aquí que el presidente electo, Andrés Manuel López Obrador, extienda para todos los damnificados por los sismos lo que prometió en Tabasco de aplicar “borrón y cuenta nueva” para los usuarios de la energía eléctrica, ya que los cobros excesivos de la Comisión Federal de Electricidad (CFE) son impagables.

Exigen además que el acceso a la energía eléctrica sea reconocido constitucionalmente como derecho humano y, que por ende, se pague una tarifa social justa.

Durante el octavo Encuentro Nacional de Damnificados, uno de los acuerdos fue que se suspenda el cobro por concepto de energía eléctrica en los estados afectados por los terremotos.

Pedro Antonio Gómez Patiño, de la Coordinadora Nacional de Usuarios en Resistencia, señaló que para que el acceso a la energía eléctrica se garantice como derecho, es necesaria la renacionalización del sector energético bajo el control de los trabajadores y usuarios, “para que las empresas privadas no lucren con nuestras necesidades imponiendo tarifas impagables”.

Cabe señalar que Andrés Manuel López Obrador anunció que se condonarán las deudas de “morosos en resistencia civil” de la CFE, los cuales adeudan 43 mil 320 millones de pesos, según datos del Instituto Nacional de Transparencia, Acceso a la Información y Protección de Datos Personales (INAI).

Subrayó que los ciudadanos que estén en “resistencia civil” contra la Comisión Federal de Electricidad por “cobros excesivos” en sus recibos de luz, “no pagarán ni un solo peso”.

“Habrá borrón y cuenta nueva”, dijo López Obrador en Palenque, Chiapas.

Ante ello, los asistentes al octavo Encuentro Nacional de Damnificados demandaron que esta condonación de pagos sea general para todos los damnificados por los sismos.