Desechos de producción de mezcal pueden convertirse en biogás

A través del desarrollo tecnológico que realiza la investigadora Violeta Bravo Sepúlveda y la asociación oaxaqueña Procesos Proambientales Xaquixe, convertir los desechos orgánicos que genera la industria mezcalera en biogás e integrarlo al proceso de producción como energía calorífica renovable, será posible en corto tiempo.

Bravo Sepúlveda, doctora en gestión de recursos renovables por la Universidad de Tecnología de Brandenburgo, detalla que además de diseñar y poner en marcha un reactor que transforme la vinaza del maguey en gas metano, se busca capacitar a los mezcaleros para que puedan instrumentar esta tecnología de manera conjunta en sus comunidades.

En una primera etapa se busca instalar un laboratorio, así como efectuar las adaptaciones al prototipo de reactor tipo ASR que fue donado por parte de la universidad alemana y el Centro de Investigación y Desarrollo Tecnológico en Electroquímica (Cideteq) a la asociación Procesos Proambientales.

Cabe recordar que en un proyecto efectuado por el Cideteq, en Querétaro, con financiamiento del Ministerio de Alemania y el Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología (Conacyt), esta investigadora desarrolló un reactor para generar biogás a partir de estiércol de animales, mezclado con aceite de cocina y otros desechos orgánicos.

A partir de esa innovación, que ya se encuentra en operación en esa entidad y que permite aprovechar los desechos de animales para convertirlos en gas metano, así como utilizarlo en la cocción de alimentos embutidos, se busca llevar a cabo la adaptación para la vinaza de maguey en Oaxaca.