Luego de permanecer semi-cerrado luego de los daños que le causaron los sismos de 2017, el Panteón General San Miguel y anexo abirán sus puertas para que las familias puedan honrar a sus fieles difuntos y preserven las tradiciones oaxaqueñas en las festividades del Día de Muertos.

En un recorrido de supervisión realizado el fin de semana, el Presidente Municipal de Oaxaca de Juárez, Oswaldo García Jarquín,dijo: “Asumimos el compromiso de atender estos recintos para que en la temporada de muertos las familias estén en posibilidades de venir a visitar a quienes se les adelantaron en el camino. Sabemos que estas tradiciones son muy importantes, por eso iniciamos los trabajos que eran necesarios”.

El edil de la capital anunció que del 16 al 26 de octubre, las y los ciudadanos podrán ingresar a estos camposantos para realizar acciones de mejoramiento en las tumbas o nichos donde descansan sus familiares.

García Jarquín agregó que del 26 al 31 de octubre, el Ayuntamiento efectuará labores de limpieza en estos espacios para que el 1 y 2 de noviembre estén en óptimas condiciones para recibir a las personas que acudirán a visitar a sus  fieles difuntos.

“El principal objetivo que tenemos es generar las condiciones necesarias de seguridad para que tanto la ciudadanía como los visitantes nacionales y extranjeros disfruten con certeza y tranquilidad estas festividades tan arraigadas en la ciudad capital”, expuso.

El Presidente Municipal recordó que el pasado 14 de agosto llevó a cabo una visita en estos panteones para porteriormente instruir acciones de mejoramiento y remodelación. Desde entonces, la Dirección de Desarrollo Urbano, Obras Públicas y Medio Ambiente ha apuntalado columnas y estructuras de los inmuebles que fueron afectados por los sismos registrados en septiembre del 2017.

Oswaldo García Jarquín pidió a las y los servidores públicos que lo acompañaron a intensificar los trabajos para que el Día de Muertos los camposantos reciban con seguridad a las familias de la ciudad.

FOTO: SILVIA CHAVELA RIVAS