Ya no hay espacio en el principal panteón de la ciudad de Oaxaca.

Las 29 mil tumbas que ahí se encuentran tienen al panteón “al tope” y no hay espacio para más muertos.

De acuerdo con información del gobierno municipal, solamente quien haya pagado perpetuidad.

El Panteón General ya no tiene cabida para más muertos, salvo que sean familiares de alguien que haya comprado un lote a perpetuidad.

Quienes cuentan con perpetuidad y quieren sepultar a un familiar deben estar al corriente con el pago de sus derechos de conservación, trámite que debe hacerse en el Ayuntamiento.

Ya estando al corriente, con su recibo de pago, se presenta con el encargado del camposanto, y con ese papel tiene derecho a que el personal del Ayuntamiento adscrito al panteón, haga el trabajo de inhumación.

SIN ATAÚDES

La falta de espacio en los panteones, podría apoyarse con las recientes reformas y adiciones a la Ley General de Salud sobre la disposición final de cadáveres y el uso y reúso de ataúdes y servicios funerarios.

El 3 de abril de 2018, la Cámara de Diputados aprobó reformas a la Ley General de Salud para fortalecer las disposiciones para que la cremación de cadáveres sea una opción prioritaria para las familias.

Las reformas aprobadas coadyuvarán a que los servicios funerarios que operan en la informalidad tengan los elementos necesarios para apegarse a la legalidad de los procedimientos de cremación, desintegración, uso y reúso de ataúdes.

FOTO: SILVIA CHAVELA RIVAS