Empiezan los encargos de tamales para el Día de la Candelaria

Los encargos de tamales para el Día de la Candelaria ya comenzaron.

Los tamales oaxaqueños deben ser considerados patrimonio gastronómico de la humanidad, opinaron integrantes de la Cámara Nacional de la Industria Restaurantera y Alimentos Condimentados (CANIRAC).

Empresarios oaxaqueños del ramo destacaron que este alimento de origen prehispánico, principalmente el que se elabora en Oaxaca, ha alcanzado fama internacional por su sabor y su gran aporte calórico.

Los hay de muchos sabores, incluso ahora se encuentran hasta sabores gourmet; sin embargo, los tradicionales son: mole negro, mole amarillo, chepil, frijol, rajas, mole verde y dulce.

El chef y restaurantero Jesús Tomás refirió que el tamal oaxaqueño por tradición es el de masa de maíz colada y relleno con mole negro a base de chile ancho, mulato y chilhuacle, con carne de puerco y envuelto en hoja de plátano.

Cabe recordar que la comida típica oaxaqueña fue nombrada desde 2008 por el Congreso del Estado “Patrimonio cultural inmaterial del Estado de Oaxaca”, por ser parte de la expresión de nuestra identidad cultural, milenaria y ancestral.

La gastronomía de Oaxaca se distingue por ser de las más ricas y variadas del país, debido a su gran influencia prehispánica que ha dado lugar a una fusión de sabores, colores y olores inigualables.

En este caso, los tamales oaxaqueños han trascendido fronteras, pues en muchos lugares como por ejemplo Estados Unidos, los paisanos incluso exportan este alimento. En otros casos, algunos migrantes han logrado instalar fondas o restaurantes en los que invariablemente se elabora y expende este platillo.