El próximo 3 de agosto autoridades federales, estatales y habitantes de 35 municipios realizarán trabajos de limpieza y reforestación en los ríos más contaminados de México: Atoyac y Salado.

El presidente municipal, Oswaldo García Jarquín, dijo que “es tiempo de enseñar con el ejemplo, de transmitir conocimientos enfocados a cohabitar en un ecosistema sin dañarlo, de aplicar ese discernimiento en todas las actividades y en todas las etapas formativas, pero sobre todo orientado hacia un futuro sustentable y con calidad de vida para las próximas generaciones”.

García Jarquín dijo que esta campaña que se llevará a cabo el próximo 3 de agosto en coordinación con los tres órdenes de gobierno, «y simboliza ese cambio en la forma de pensar y de actuar de las instituciones para beneficio de la sociedad».

La campaña de reforestación y limpieza para los ríos Atoyac y Salado pretende abarcar 115 kilómetros que van de Telixtlahuaca hasta Zimatlán, cruzando 39 municipios, en beneficio de 785 mil habitantes de la región.

“Representa esa cita con la sustentabilidad que demanda nuestro crecimiento, todo esto como esencia de ese buen gobierno para todos, por el bienestar que deseamos y por el que trabajamos”, puntualizó.

Mencionó que en la tarea de rescatar estos conductos hídricos que cruzan por la Verde Antequera es indispensable una ciudadanía participativa y consciente de su entorno.

En el Segundo Patio del Palacio Municipal y ante autoridades estatales, federales y representantes municipales de los Valles Centrales, el Presidente Municipal de la ciudad capital también aseveró que “el cuidado de nuestro hábitat nos exige ser conscientes, plurales e incluyentes con nuestro ecosistema”.

Reconoció el interés de las y los participantes y agregó que el próximo 3 de agosto la participación de todos será fundamental para lograr un impacto no sólo en el medio ambiente sino en la conciencia de la sociedad para evitar la contaminación de los afluentes, así como para promover su saneamiento y conservación.

En este tequio participarán la Comisión Nacional del Agua, la Secretaría de Salud de Oaxaca, Comisión Estatal Forestal, la Fundación Alfredo Harp Helú y la Comisión Nacional Forestal, así como los municipios de Magdalena Apazco, San Lorenzo Cacaotepec, San Pablo Huitzo, Suchilquitongo, San Juan Guelavía, San Jacinto Amilpas, Santa Cruz Xoxocotlán, Tlacolula, San Sebastián Tutla, Santa María El Tule, Zaachila y Huixtepec, entre otros.