Figuras con semillas de chía, tradición de Semana Santa

En estos días se puede observar a decenas de vendedores de macetas de barro verde de muchas figuras, principalmente animales, a los cuales les germinan semillas de chía.

Es el caso de Juan Carlos Martínez, quien nos explica que las figuras de barro verde que se producen en Santa María Atzompa, son para colocarlas en el altar a la Virgen de Dolores.

Durante el Sexto Viernes de Cuaresma, los hogares rinden culto a María, preparándola para el duelo.

Es el sexto viernes de cuaresma, previo a la crucifixión de Jesús, cuando la grey católica recuerda a la madre de Dios en su advocación de Dolores.

En México, la tradición del altar de Dolores data del siglo 16  pero no fue hasta el siglo 17 cuando se alude a la festividad en algunas crónicas. Es partir del siglo 18 cuando las iglesias hacen extensivo a los hogares el culto a la Dolorosa.

Además de la chía, Juan Carlos nos comenta que también hay figuras con semillas de ajonjolí o alfalfa.

De acuerdo con las crónicas sobre los altares, la instalación se hace ocho días antes del Viernes Santo, con la intención de consolar a la Santísima Virgen, pues ocho días después su corazón estará lleno de congoja por la muerte de Jesús.