Hay que visibilizar documentos de protección a mujeres

Visibilizar los derechos específicos o los documentos internacionales que protegen o garantizan los derechos que tienen las mujeres por el hecho de serlo es una acción positiva desde las políticas públicas, pues busca que tales derechos lo sean de facto, es decir, de hecho, puntualizó Ita Bico Cruz López, defensora especializada en Equidad de Género y Atención a Mujeres Víctimas de Violencia de la Defensoría de los Derechos Humanos del Pueblo de Oaxaca.

Cruz López explicó que el que estos derechos lo sean de facto implica que se puedan vivir y, por ende, que la vida de las mujeres esté protegida, sobre todo en sus hogares, que son el espacio en donde lamentablemente ocurre el mayor número de casos de violencia contra mujeres y niñas y de muerte  violenta de mujeres.

Durante entrevista realizada con motivo de su participación como ponente en el conversatorio “Feminicidio, Crimen y Delito Ni una más, Ni una menos”, realizado el 21 de febrero último, Cruz López señaló que el recorrido en este proceso no ha sido fácil, pues ha implicado mucho trabajo y  lucha por parte de las mujeres.

“Lucha, en cuanto a la exigibilidad, en cuanto al reconocimiento y a la visibilización de las distintas formas de violencia que se cometen todos los días en contra de las mujeres, denominadas en conjunto violencia por motivos de género”, especificó la defensora especializada del organismo público defensor oaxaqueño.

Puntualizó que la violencia en razón de género se denomina así porque el único motivo por el que se violenta o mata a las mujeres es precisamente por su condición de mujeres.

Cruz López  agregó que desde  un enfoque de derechos humanos el concepto de feminicidio abarca que, al dar muerte a una mujer, no solamente se priva de la vida a una persona, sino a la integrante clave de una comunidad, y con ello se vulnera una serie de derechos individuales y colectivos.

“Construir el término de feminicidio desde una perspectiva de derechos humanos implica reconocer a la mujer victimizada como persona con derechos humanos a quien de manera reiterativa se le están vulnerando sus derechos”, enfatizó.

Esto quiere decir –subrayó la también psicóloga– que el Estado no ha desplegado una serie de proyectos, programas, políticas públicas, asignación de presupuestos para prevenir, sancionar, atender y erradicar esta violencia en contra de las mujeres.