Hoy culmina la visita de Teresa Romero, presidenta de la Unión de Trabajadores Agrícolas en Estados Unidos (UFW por sus siglas en inglés) a México.

Su estancia tiene el objetivo de seguir fortaleciendo las relaciones y colaboraciones con el gobierno mexicano y dar a conocer la situación laboral de las y los mexicanos trabajadores del campo en Estados Unidos, principalmente en las lecherías del estado de Washington.

En este sentido, Teresa visitó el estado de Oaxaca, a fin de conocer y mantener una relación más estrecha con las comunidades de origen de las personas migrantes, así como identificar las necesidades y retos de las y los trabajadores que acompaña la UFW. 

Durante su visita a México, Teresa sostuvo reuniones con representantes de los tres niveles de gobierno para informar sobre los cambios que la administración de Trump ha propuesto a los requisitos de la visa H2A, enfocada hacia migrantes que trabajan en el campo.

Derivado de esta propuesta, la UFW ha realizado un gran esfuerzo, recogiendo más de cuatro mil comentarios de las y los trabajadores del campo y participando con otras 42 organizaciones en un análisis muy profundo sobre este tema, y las implicaciones que tendría sobre las y los migrantes mexicanos que trabajan en el país vecino.

Asimismo, y en seguimiento a las reuniones sostenidas el pasado mes de mayo con Senadoras y Senadores mexicanos, Teresa buscará ampliar y actualizar la información recabada por la UFW de casos documentados de abuso sexual, extorsión, discriminación, ambiente de trabajo hostil y maltrato sexual que han sufrido las trabajadoras y trabajadores mexicanos en las lecherías de la cooperativa Darigold dentro del estado de Washington. 

Para la UFW, la visita de Teresa es un refrendo de su compromiso por conocer la realidad que viven las y los mexicanos que migran a Estados Unidos.  

Finalmente, Teresa aprovechó la visita para firmar un acuerdo de colaboración con la Secretaría de Relaciones Exteriores para apoyar a las y los ciudadanos mexicanos que se encuentran en Estados Unidos, dando, principalmente capacitación en los consulados y realizando labores conjuntas en beneficio de la comunidad.

La UFW, fundada por el activista y luchador social César Chávez lleva más de 50 años defendiendo a trabajadores agrícolas en Estados Unidos, su presidenta Teresa Romero es la primera mujer inmigrante y latina en presidir un sindicato nacional en Estados Unidos.

En mayo 2019, Teresa fue galardonada con el Premio Ohtli por parte de la embajadora de México en EEUU, por su labor y activismo a favor de las y los mexicanos que viven en EEUU. Junto a la UFW, Teresa ha luchado para asegurar que las y los trabajadores agrícolas en Estados Unidos tengan mejores condiciones de trabajo, con le objetivo de que ellos y sus familias tengan una vida laboral digna y sin miedo