Municipio de Oaxaca, a merced del hampa: sin conexión a números de emergencia y sin suficientes policías

Los habitantes del municipio de Oaxaca están prácticamente a merced de la delincuencia.

El presidente municipal de Oaxaca de Juárez, Oswaldo García Jarquín, reveló que esta demarcación está “desconectada” de los números de emergencia 066 y 911.

Dijo desconocer el por qué desde la pasada administración el gobierno del estado no los ha integrado a los servicios de emergencia.

La situación es tan grave, dijo, que de las nueve cámaras con que cuenta el C2 sólo ocho funcionan.

El Sistema de Videovigilancia cuenta con varios componentes, entre ellos los Centros de Comando y Control (C2).

De igual manera, solamente sirven 15 patrullas para atender las necesidades de seguridad de las 13 agencias municipales y más de 300 colonias.

García Jarquín anunció que el próximo miércoles dará a conocer en un informe la situación que guarda la administración municipal, sobre todo cómo la recibió de su antecesor el priísta José Antonio Hernández Fraguas.

“Los números telefónicos 066 y el 911 dejaron de funcionar desde el año pasado por cuestiones que no tenemos claras. Hay una falta de coordinación con el gobierno estatal misma que se dio desde la administración municipal anterior. Por eso estamos tratando de restablecer esta comunicación en beneficio de la ciudadanía. Que tanto el 066 como el 911 funcionen para que la policía municipal pueda actuar de manera inmediata y no tengamos que utilizar una línea particular como lo estamos haciendo actualmente”, dijo.

Señaló que los ciudadanos oaxaqueños deben llamar al número de emergencia habilitado que es el  51 44525.

SIN RECURSOS

El edil capitalino expresó que “actualmente contamos con 15 patrullas. Las demás están en talleres mecánicos que necesitan reparaciones importantes”.

De igual forma, refirió que se encontró un C2 en condiciones deplorables.

“Tenemos que actuar de manera urgente. El mecanismo actual para comunicarnos es a través de dicho número 51  44525”, reiteró.