Nanixhe, sabor oaxaqueño sobre ruedas

Este foodtruck es especialista en todo tipo de garnacha itsmeña: tlayudas, enmoladas, pan de yema relleno con mole, tamales en hoja de plátano y estofado de res.

Nanixhe es el lugar indicado para saborear el auténtico sazón de Oaxaca.

La tlayuda es su platillo más solicitado y se prepara tal cual lo indica la receta oaxaqueña: una tortilla doblada, una cama de frijol sazonado con hoja de aguacate, asiento de chicharrón, queso, repollo y a elegir entre tasajo, cecina, chorizo, chapulines y hasta camarones.

Miguel Escalona, quien es el dueño de este camión de comida rodante, cuenta que la idea de crear este concepto surgió tras su deseo de poner un negocio de comida, pero optó por la comida oaxaqueña debido al lazo familiar con este estado y a que en aquel entonces eran pocos los camiones que ofrecían alimentos mexicanos.

El foodtruck es completamente oaxaqueño, incluso en la fachada se puede ver la imagen de un bordado de huipil. Además, el nombre Nanixhe es de origen zapoteco y significa sabroso, delicioso o exquisito.

La porción de la tlayuda deja satisfecho a cualquiera, o al menos a la mayoría, y la recomendación es acompañarla con agua fresca de limón, pepino y menta. El costo promedio por esta delicia es de 80 a 120 pesos por persona.

Entre sus excentricidades tienen la tlayutella, una creación para paladares que gustan de lo empalagoso, que tiene Nutella, plátano fresco, nuez y leche condensada. Aunque si eres de los que le gusta lo arriesgado, te retamos a que te eches uno de sus sopes que lleva chapulines.

Actualmente sólo los encuentras en eventos especiales o lo puedes contratar para tu próxima fiesta o reunión.

Sólo hay que estar al pendiente de sus redes sociales para conocer su próxima ubicación.