El robo al transporte de carga en México continúa en ascenso y el modus operandi de la delincuencia también se ha vuelto más violento, revelan datos del reporte de SensiGuard Supply Chain Intelligence Center

Cifras del tercer trimestre de 2018 indican que en 93% de los asaltos “el modo de actuación utilizado por la delincuencia es la privación ilegal de la libertad del conductor”.

El estudio detalló que la rapiña y el atraco en instalaciones fueron las otras formas en que efectuó el robo con 6 y 1%, respectivamente, además de que el 93% de los casos ocurren cuando la unidad está en movimiento, mientras que 5% son en estacionamientos no seguros y el resto en otras locaciones.

De acuerdo con el reporte, entre julio, agosto y septiembre de 2018 se cometieron tres mil 775 robos al transporte de carga, lo que significó un incremento de 5% en comparación con el mismo trimestre de 2017, pero 41% más a diferencia de igual periodo de 2016.

Por zona, los estados más críticos fueron el Estado de México con mil 60 robos (28% del total) y Puebla con 969 (25%). A esas entidades le siguieron en incidencia Michoacán, Tlaxcala, Nuevo León y Jalisco. Después San Luis Potosí, Morelos, Veracruz, Oaxaca y Guanajuato.