Oaxaca, entre las ciudades con mala calidad de agua

Más de la mitad del agua disponible en el territorio mexicano tiene problemas de calidad,  lo cual dificulta su abasto para uso humano y eleva el riesgo sanitario de la población que llega emplearla, sobre todo en Chiapas, Puebla y Oaxaca.

De acuerdo con el estudio: “Eficiencia en el uso de los recursos: Perspectivas e implicaciones económicas en América Latina y Asia-Pacífico”, en México hay una disponibilidad media de agua con una mala distribución geográfica, pues la mayor demanda para consumo humano se da en las regiones del Norte y el Centro, donde hay menor presencia del recurso.

Esta investigación fue realizada por el Programa de Naciones Unidas para el Medio Ambiente (PNUMA) y la Red Mercosur de Investigaciones Económicas, en colaboración con la UAM y la Universidad de Concepción (Chile).

De acuerdo con el doctor Carlos Muñoz Villareal, investigador de la Universidad Autónoma Metropolitana (UAM), se realizó una revisión de la disponibilidad del líquido en el país desde los años 50, la cual les permite establecer que el agua ha disminuido a medida que aumenta la población.

Esta reducción en la disponibilidad del recurso per cápita se presenta a pesar de que la estrategia gubernamental de abastecimiento está centrada en el incremento a la capacidad de suministro mediante la extracción.

De ahí la urgencia de aumentar las fuentes complementarias de suministro, tales como la pluvial o la de reuso; además de incrementar la eficiencia del consumo y reforzar la gestión integral del agua.