Pequeños alebrijes “nacen” de las manos de niños y niñas

De las pequeñas manos de niños y niñas nacen figuras aladas, multicolores, con colas y garras.

Alumnos de escuelas diversas de la ciudad acuden con regularidad a los talleres que se ofrecen en la Casa de las Artesanías de Oaxaca, ubicada en esta ciudad.

Sin fines de lucro, los artesanos oaxaqueños enseñan a los pequeños el amor por la cultura y las artes.

Alumnos de diversas escuelas participan en los talleres de pintado de alebrijes.

Los alebrijes son seres fantásticos elaborados en madera de copal. Estas artesanías son características de la comunidad de Arrazola Xoxocotlán.

Los alebrijes que niños y niñas aprendieron a elaborar en este taller, los podrán llevar a sus casas.

ESPACIO ARTÍSTICO PARA TODOS

La Casa de las Artesanías nació allá por los años de 1940 a 1950. Las maestras y maestros son líderes comunales que querían agrupar a los que migran de las 8 regiones de Oaxaca y se encuentran en la Ciudad para hacer un negocio.

Fueron los primeros en traspasar las fronteras de Oaxaca y la República Mexicana para abrir mercados, vender sus productos y compartir la cultura ancestral con todo México.

El 31 de agosto de 2001 se construye la Casa de las Artesanías para preservar la identidad cultural y la necesidad por compartir el conocimiento.