El nuevo corredor Corredor Transístmico que busca conectar a los océanos Atlántico y Pacífico en los puertos de Coatzacoalcos y Salina Cruz presenta oportunidades para el autotransporte de carga, pero también nuevos retos para la movilidad respecto al tiempo de los viajes del autotransporte de carga.

Con base en un estudio en el que colaboró el Instituto Mexicano del Transporte (IMT) junto con otros organismos, “el artículo aprovecha la tecnología del Sistema de Posicionamiento Global (GPS) para recabar la información del autotransporte de carga.

De este modo, la Coordinación de Logística y Transporte Integrado del Instituto pudo evaluar la fluidez con la que transita la mercancía a través de dicha infraestructura”.

El objetivo del estudio es poder eliminar los riesgos y la incertidumbre en los tiempos de un viaje más allá del uso de la telemetría y del desarrollo de la infraestructura vial.

Este análisis lo que busca es dar a conocer la serie de factores para mejorar los tiempos, ya que “cuando mejora la fluidez de la carga, también aumenta la competitividad de la cadena de suministro”, destaca el texto.

El estudio denominado Medición de la fiabilidad del tiempo de viaje del transporte por carretera utilizando datos de GPS: un enfoque de fluidez de carga menciona que “cada día en tránsito vale del 0.6 al 2.1% del valor del bien, y los largos retrasos en el tránsito reducen significativamente la probabilidad de que un país exporte un bien con éxito».

De acuerdo con el estudio, para poder realizar el análisis sobre los tiempos de traslado en cualquier país es necesario tomar en cuenta:

  • Los métodos de rango estadístico, es decir, los tiempos de viaje esperados dentro de un rango de más o menos un número de desviaciones estándar en la distribución de probabilidad.
  • Métodos de tiempo de almacenamiento intermedio: tiempo de planificación adicional para llegar a un tiempo, la mayoría de las veces. Estas medidas utilizan los percentiles 90, 95 y 80 por ciento.
  • Las llamadas medidas de «viaje tardío», que se calcula en función del número de viajes que llegan tarde.
  • Medidas probabilísticas: aquellas que utilizan parámetros estadísticos como umbrales para definir qué viajes llegan tarde y cuáles no.

Para poder estimar la confiabilidad del tiempo de viaje del nuevo Corredor Transístmico, el estudio de caso fue la carretera federal 145D, en su sección desde La Tinaja, Veracruz hasta su intersección con el Corredor en la carretera federal 185 (Acayucan, Veracruz), por ser además una de las principales vialidades por donde circula la carga, se lee en el documento.

“Se aplicó una serie de indicadores seleccionados para la confiabilidad del tiempo de viaje que se han utilizado en una variedad de estudios basados ​​en los percentiles del tiempo de viaje de los datos proporcionados por los dispositivos de rastreo GPS”. De ese modo se recopiló la información dispositivos GPS en vehículos de transportistas que operan un segmento de la carretera federal 145D y con rutas de distribución a lo largo del tramo mencionado.

El estudio fue realizado entre el 1 de julio de 2017 y el 31 de junio de 2018 y participaron un total de mil 664 vehículos. El segmento del estudio fue además dividido en otros seis subsegmentos desde el norte (La Tinaja) hasta el sur (Acayucan), donde se estudiaron 105.15 kilómetros.

Los vehículos analizados fueron unidades T2-S2, “por ser vehículos diseñados para soportar y remolcar semirremolques”, argumentó el estudio. De ese modo, se detectaron diversas variabilidades por cada segmento, las cuales pueden consultarse en la página electrónica del IMT.

Por mencionar un ejemplo, el estudio detectó para el segmento con clave de identificación 114333 presentó mayor variabilidad los domingos a partir de las 19:00 hasta las 22:00 horas y los lunes de 01:00 a las 06:00 horas, “por lo que fue razonable establecer un período pico fuerte de la mañana de 01:00 a 06:00 hrs y un período nocturno fuerte de 19:00 a 22:00 hrs”.

“La evidencia muestra que este segmento en particular presenta un comportamiento diferente. Esto es particularmente importante para los tomadores de decisiones públicos y privados cuando se debe garantizar la confiabilidad de la llegada de camiones, especialmente en sectores como el automotriz en el que llegar tarde implica grandes penalidades”, se menciona en el documento.

El análisis se realizó para un corredor de transporte de carga específico que, según Cedillo Campos, colaborador del estudio, “es una amplia banda geográfica integrada por el movimiento, eficiente y seguro, de los flujos de carga que se transportan de manera monomodal o intermodal, aprovechando la infraestructura, la tecnología y los servicios logísticos de valor agregado entre los modos que operan como orígenes, destinos o puntos de transbordo».

Finalmente el análisis realizado asegura que este tipo de estudio es eficiente y recomendable para varios países, sobre todo los emergentes como México, donde el mayor flujo de la mercancía es por autotransporte, lo que de ser realizado con la metodología adecuada como la que explica el reciente artículo del IMT, ayudará a alentar la competencia no sólo del sector, si no del país. Dicho estudio puede consultarse en la página del Instituto.

CON INFORMACIÓN DE T21