Entre los padecimientos más frecuentes durante esta temporada se encuentran: infecciones diarreicas agudas, respiratorias, enfermedades de la piel, transmitidas por vector (dengue, zika y chikungunya), conjuntivitis, intoxicación por alimentos y traumatismos.

Y es que ante la temporada de lluvias y con el propósito de proteger a la población, los Servicios de Salud de Oaxaca (SSO) exhortan a la ciudadanía a practicar medidas de prevención de enfermedades.

Las recomendaciones más importantes son: mantenerse atentos a la información emitida por las autoridades de Protección Civil, cuidar el uso y almacenamiento del agua para prevenir enfermedades gastrointestinales y de vectores, protegerse con paraguas, impermeables y botas de lluvia en la medida de lo posible.

Y es que la salud es una responsabilidad social compartida, de ahí que todos deban colaborar con acciones de prevención desde el hogar, proteger a niños y adultos mayores evitando cambios bruscos de temperatura, lavarse las manos correctamente antes de preparar alimentos o comer y después de ir al baño.

Cabe señalar que la Institución cuenta con un plan de acción que abarcará del 01 de junio al 30 de noviembre en todo el estado, con énfasis en los municipios de alto riesgo ante la presencia de ciclones, huracanes y lluvias torrenciales.

Si ocurriera algún fenómeno natural, la atención de los lesionados será la prioridad, posterior a ello se daría inicio a las acciones encaminadas a la prevención y control de enfermedades.

La vigilancia epidemiológica y sanitaria de alimentos y agua, así como el saneamiento básico, laboratorio, control de vectores, promoción de la salud y manejo de albergues, serán actividades primordiales en zonas afectadas.

Finalmente es importante prevenir; no tirando basura en las calles para permitir el adecuado flujo del agua en el sistema de alcantarillado, y así los encharcamientos e inundaciones, ya que la protección civil es tarea de todos.