null
  • La Fundación Alfredo Harp Helú y Compromiso Social Citibanamex celebraron el XXIII aniversario del programa Home Runs Citibanamex con la entrega de 7 millones de pesos en donativos a instituciones no lucrativas que destacan en su labor de impulsar el bienestar social de grupos sociales en el estado de Oaxaca.

El monto total de los donativos se destinaron a 85 organizaciones seleccionadas por su trayectoria institucional, la viabilidad de los proyectos presentados, la transparencia en el manejo de los recursos y el impacto en la calidad de vida de la población menos favorecida, con estos apoyos se beneficiarán de forma directa a más de 91 mil personas en el estado.

Durante la ceremonia de entregas llevada a cabo en el Estadio Eduardo Vasconcelos, casa de los Guerreros de Oaxaca, estuvieron presentes Alfredo Harp Helú y la Doctora María Isabel Grañén Porrúa, presidentes de la Fundación Alfredo Harp Helú Oaxaca (FAHHO); Santiago Harp Grañén, vicepresidente del Consejo de Administración de los Guerreros de Oaxaca; Alberto Gómez, director coorporativo de desarrollo institucional estudios económicos y comunicación de Citibanamex; Alfonso Verdugo, director regional Oaxaca de Citibanamex; Aracely Vergara Tapia, directora general de la FAHHO; Guillermo Spíndola, presidente ejecutivo de los Guerreros de Oaxaca; Sergio Omar Gastelum, manager de los Guereros; y Eric Rodriguez, capitán del equipo oaxaqueño.

En equipo somos imparables

Durante sus palabras de bienvenida, Alberto Gómez señaló que con este programa se reconoce y agradece el trabajo que las organizaciones beneficiarias realizan en favor del desarrollo y el bienestar de quienes más los necesitan, por eso el lema de este año fue “En equipo somos imparables”.

Por su parte, la Doctora Grañén Porrúa se dijo emocionada por la existencia  de “tantas instituciones que están trabajando a favor de México. Me parece que ése es el camino para cambiar el país que todos queremos, que todos deseamos y que todos soñamos”, dijo.

También reconoció el desempeño de cada uno de los jugadores de los Guerreros de Oaxaca, ya que de sus jugadas “dependende un proyecto más para un niño que lo necesita, o para sembrar más árboles”.

Para finalizar la ceremonia, Alfredo Harp Helú resaltó que lo más importante de este programa son cada una de las instituciones que pueden llevar sus proyectos a todos los ámbitos culturales, sociales y deportivos de México.

“Todos los mexicanos tenemos que seguir poniendo de nuestra parte para tener el país que queremos. Todos somos protagonistas y todas nuestras voces cuentan, y si alguien quiere colabrorar y mejorar el futuro de nuestro México, hay que trabajar todos los días, eso es lo que hacemos en la Fundación, tanto en lo social como en lo cultural, y con proyectos que multiplican recursos económicos y humanos para beneficiar a más personas en Oaxaca y en México”.

Home Runs Banamex fue el primer programa de donativos en vincular el deporte y el compromiso social en México. Desde 1996 toma en cuenta el desempeño deportivo de los equipos participantes, Diablos Rojos del México y Guerreros de Oaxaca, durante la temporada regular de la liga de béisbol, para determinar el

monto que se dona a las instituciones.

Los hits, las carreras, home runs y partidos ganados por estos equipos se contabilizan en pesos, que Banco Nacional de México y la Fundación Alfredo Harp Helú aportan conjuntamente en beneficio de organizaciones no lucrativas en la Ciudad de México, la zona metropolitana del Valle de México, y en el estado de Oaxaca.

Desde su creación y hasta el día de hoy, el programa de Home Runs se traduce en la entrega de 3 mil 362 donativos, con un total de 338 millones de pesos destinados a instituciones de la zona metropolitana de la Ciudad de México y del Estado de Oaxaca.

135 años del Banco Nacional de México

En esta edición, y con motivo de la conmemoración del 135 aniversario de la fundación de Citibanamex, “el Banco Nacional de México”, se logró la reforestación del bosque de San Juan de Aragón, con la participación de 150 voluntarios, colaboradores del Citibanamex y jugadores de los Diablos Rojos del México.

En Oaxaca se reforestó la Reserva del Jaguar con la ayuda de más de 100 voluntarios, colaboradores y jugadores de los Guerreros de Oaxaca, quienes plantaron más de 2 mil 750 árboles de diferentes especies.

  • El monto total de los donativos se destinaron a 85 organizaciones seleccionadas por su trayectoria institucional, la viabilidad de los proyectos presentados, la transparencia en el manejo de los recursos y el impacto en la calidad de vida de la población menos favorecida, con estos apoyos se beneficiarán de forma directa a más de 91 mil personas en el estado.

Durante la ceremonia de entregas llevada a cabo en el Estadio Eduardo Vasconcelos, casa de los Guerreros de Oaxaca, estuvieron presentes Alfredo Harp Helú y la Doctora María Isabel Grañén Porrúa, presidentes de la Fundación Alfredo Harp Helú Oaxaca (FAHHO); Santiago Harp Grañén, vicepresidente del Consejo de Administración de los Guerreros de Oaxaca; Alberto Gómez, director coorporativo de desarrollo institucional estudios económicos y comunicación de Citibanamex; Alfonso Verdugo, director regional Oaxaca de Citibanamex; Aracely Vergara Tapia, directora general de la FAHHO; Guillermo Spíndola, presidente ejecutivo de los Guerreros de Oaxaca; Sergio Omar Gastelum, manager de los Guereros; y Eric Rodriguez, capitán del equipo oaxaqueño.

En equipo somos imparables

Durante sus palabras de bienvenida, Alberto Gómez señaló que con este programa se reconoce y agradece el trabajo que las organizaciones beneficiarias realizan en favor del desarrollo y el bienestar de quienes más los necesitan, por eso el lema de este año fue “En equipo somos imparables”.

Por su parte, la Doctora Grañén Porrúa se dijo emocionada por la existencia  de “tantas instituciones que están trabajando a favor de México. Me parece que ése es el camino para cambiar el país que todos queremos, que todos deseamos y que todos soñamos”, dijo.

También reconoció el desempeño de cada uno de los jugadores de los Guerreros de Oaxaca, ya que de sus jugadas “dependende un proyecto más para un niño que lo necesita, o para sembrar más árboles”.

Para finalizar la ceremonia, Alfredo Harp Helú resaltó que lo más importante de este programa son cada una de las instituciones que pueden llevar sus proyectos a todos los ámbitos culturales, sociales y deportivos de México.

“Todos los mexicanos tenemos que seguir poniendo de nuestra parte para tener el país que queremos. Todos somos protagonistas y todas nuestras voces cuentan, y si alguien quiere colabrorar y mejorar el futuro de nuestro México, hay que trabajar todos los días, eso es lo que hacemos en la Fundación, tanto en lo social como en lo cultural, y con proyectos que multiplican recursos económicos y humanos para beneficiar a más personas en Oaxaca y en México”.

Home Runs Banamex fue el primer programa de donativos en vincular el deporte y el compromiso social en México. Desde 1996 toma en cuenta el desempeño deportivo de los equipos participantes, Diablos Rojos del México y Guerreros de Oaxaca, durante la temporada regular de la liga de béisbol, para determinar el

monto que se dona a las instituciones.

Los hits, las carreras, home runs y partidos ganados por estos equipos se contabilizan en pesos, que Banco Nacional de México y la Fundación Alfredo Harp Helú aportan conjuntamente en beneficio de organizaciones no lucrativas en la Ciudad de México, la zona metropolitana del Valle de México, y en el estado de Oaxaca.

Desde su creación y hasta el día de hoy, el programa de Home Runs se traduce en la entrega de 3 mil 362 donativos, con un total de 338 millones de pesos destinados a instituciones de la zona metropolitana de la Ciudad de México y del Estado de Oaxaca.

135 años del Banco Nacional de México

En esta edición, y con motivo de la conmemoración del 135 aniversario de la fundación de Citibanamex, “el Banco Nacional de México”, se logró la reforestación del bosque de San Juan de Aragón, con la participación de 150 voluntarios, colaboradores del Citibanamex y jugadores de los Diablos Rojos del México.

En Oaxaca se reforestó la Reserva del Jaguar con la ayuda de más de 100 voluntarios, colaboradores y jugadores de los Guerreros de Oaxaca, quienes plantaron más de 2 mil 750 árboles de diferentes especies.