Promueven la creación de una cartilla de salud en lenguas indígenas

Hace tres años, organismos civiles presentaron a las autoridades del estado de Oaxaca una propuesta para crear una cartilla de salud en lenguas indígenas.

Sin embargo, este proyecto duerme el sueño de los justos, dijo Tomás Sarabia del Centro Profesional Indígena de Asesoría, Defensa y Traducción (Cepiadet).

Señaló la importancia de que los indígenas cuenten con este documento traducido a sus lenguas nativas, pues es un asunto que tiene que ver con el derecho humano a la salud informada.

Opinó que ha faltado voluntad política y una real atención a los pueblos indígenas, lejos del discurso y la pose oficial.

En el caso de la atención médica, no sólo se busca contar con un intérprete, sino con un profesional intercultural que ayude a los indígenas a acceder a los servicios de salud y les brinde asesoría adecuada en su propia lengua desde la toma de signos vitales, la consulta médica, y la visita a la farmacia.

La población indígena en el país, generalmente asentada en localidades rurales, suele vivir en condiciones precarias en materia de educación, vivienda, infraestructura y servicios básicos, pero a este panorama adverso deben sumarse también deficiencias en diversos ámbitos sanitarios.

Citó que de acuerdo con la ONU, un estado de salud precario, falta o dificultad de acceso a servicios, una cobertura ineficaz, falta de infraestructura y además falta de participación de los propios pueblos indígenas en la agenda referente a la materia, no dejan quitar el dedo del renglón: en la población indígena persiste una condición de desventaja para poder alcanzar un mayor nivel de bienestar y poder de decisión.

IMAGEN: CITLALI FABIÁN.