Reactivará Semana Santa la Ruta del Mezcal

A 46 kilómetros de la ciudad de Oaxaca, se elabora el 40 por ciento del mezcal del mundo.

A través de la Ruta del Mezcal  o Caminos del Mezcal, el paseante visitará una fábrica para descubrir el proceso de elaboración de la bebida icónica del estado, degustará algunas variedades de mezcal y se podrá deleitar con una comida típica oaxaqueña.

La Ruta Caminos del Mezcal, que se pensó con el propósito de que los turistas disfruten de los sabores y de los valles centrales de Oaxaca; de su arqueología y sus artesanías.

La ruta comenzará en el municipio de Santa María el Tule, pasa por San Jerónimo Tlacochahuaya, continúa en Teotitlán del Valle, sigue su recorrido por Tlacolula de Matamoros, San Pablo Villa de Mitla y finaliza en Santiago Matatlán, conectando también con el destino turístico Hierve el Agua.

Como parte de la ruta el turista podrá conocer palenques y fábricas de mezcal, así como los maestros mezcaleros que por generaciones, han hecho de este producto algo mágico y reconocido en todo el mundo. Aquellos que hagan el recorrido, podrán adquirir mezcales de diferentes variedades de maguey, imprimiendo cada uno aromas y sabores especiales.

El máximo esplendor de las vivencias y cosmovisión del mezcal se vive en Santiago Matatlán, municipio que exhibe fábricas de mezcal, donde turistas podrán experimentar su proceso de producción, desde la cocción de las piñas del maguey, pasando por la molienda, fermentación y destilación.

TRADICIÓN Y ORGULLO

Hay una gran variedad de mezcales de acuerdo con el tipo de destilación o a los frutos o hierbas que se le agreguen. Algunas variedades son las siguientes: de gusano, tobalá, pechuga, blanco, minero, cedrón, de alacrán y cremas.

ORIGENES

La palabra mezcal tiene su origen en vocablos de la lengua náhuatl. Algunos sostienen que deriva de “mexcalli” (“metl” o ”meztl”: maguey e “ixcalli”: cocer ) la traducción sería entonces “maguey cocido”. Bernal Díaz apunta que los Viejos Abuelos chupaban como un dulce (como en la actualidad) las pencas del maguey cocido. Lo cierto es que nuestros antepasados fermentaban y no destilaban el jugo del maguey cocido.

El gusano (Hypopta agavis) en las botellas de mezcal es únicamente para aportar una característica específica a un cierto tipo de mezcal.