Por el 295 aniversario de la fiesta titular de San Juan Guelavía, Tlacolula el 3 de febrero continuará en esa comunidad la 8a. Feria del Carrizo, la cual incluye una muestra artesanal, gastronómica y cultural.

Se busca rescatar esta artesanía, ya que ha sido olvidada y la mayoría de pueblos de Valles Centrales aún lo trabajan.

Este es un esfuerzo de toda la población para impulsar la actividad económica y para reactivar la utilización del carrizo, el cual sigue siendo uno de los materiales más usados en la vida cotidiana de los oaxaqueños.

ARTE

En esta población, el arte de hacer artesanías con carrizo se niega a morir. Aquí, varias familias de artesanos son de las pocas que aún trabajan con este material.

Aunque esta población se encuentra en la ruta turística zapoteca de Valles Centrales, ninguna autoridad, llámese estatal o federal, le han dado a esta actividad la real importancia. Los artesanos piden un mercado de artesanías y promoción.

De no ser por ellos, las artesanías de carrizo no tendrían la demanda, aunque poca, que registran actualmente.

Y es que dicho material todavía es utilizado para elaborar las canastas para los convites de las festividades religiosas, cestas para elaborar arcones navideños, para las cunas de los niños Dios, canastitas para dulces, baúles y un sinfin de figuras.

Las artesanías de carrizo son propias de esta comunidad, las cuales en temporada turística cobran la importancia que realmente se merecen los artesanos oaxaqueños.

Lamentablemente, fuera de estas festividades, las artesanías de carrizo no son valoradas.

Los artesanos participantes de la feria coincidieron en señalar que el carrizo ha bajado su valor comercial considerablemente al competir deslealmente con material sintético, pues la introducción del plástico ha desplazado a la artesanía local.

Aunado a lo anterior, la falta de apoyos oficiales mantiene a San Juan Guelavía sin esperanza.

Destacaron que un mercado de artesanías vendría a detonar la economía local y atraería a turismo.

Entre los artículos elaborados a base de carrizo, destacan canastos, fruteros, paneras, floreros, jaulas, lámparas, bomboneras y cortinas.

San Juan Guelavía, Tlacolula se ubica a unos 39 kilómetros de la ciudad de Oaxaca, sobre la carretera internacional «Cristóbal Colón».