La Cámara de Diputados aprobó (el 29 de junio) el dictamen a la minuta que adiciona un apartado C al artículo 2 de la Constitución Política, que reconoce a los pueblos y comunidades afromexicanas, cualquiera que sea su autodeterminación, como parte de la composición pluricultural de la nación y garantiza su libre determinación, autonomía, desarrollo e inclusión social.

El documento aprobado con mayoría calificada de 374 votos a favor y una abstención, precisa que según la encuesta Intercensal del Inegi de 2015, hay en el país, un millón 381 mil 853 personas que se consideran afrodescendientes. Representan 1.2 por ciento de la población nacional, 705 mil son mujeres y 677 mil, hombres.

Aunque tienen presencia afromexicana en todo el país, Guerrero, Oaxaca, Veracruz, Ciudad de México y Estado de México es donde habitan más personas afromexicanas, detalla el dictamen remitido a las legislaturas de los estados, para efectos del artículo 135 constitucional.

En su fundamentación, la presidenta de la Comisión de Puntos Constitucionales, diputada Miroslava Carrillo Martínez (Morena), reconoció de diversos legisladores su convicción por la defensa de los derechos de las personas, pueblos y comunidades afromexicanas.

Indicó que esta reforma, aborda un tema imprescindible para los derechos de las personas, la vida democrática de las instituciones, el Estado en su conjunto y particularmente para cientos de miles de personas afromexicanas.

“Su rezago es vasto y se tiene conocimiento de él por diversos estudios, consultas y foros realizados durante décadas en diferentes entidades de la República Mexicana. La problemática de estas comunidades es ancestral, han sido víctimas de discriminación racial y de desigualdad, tanto en la sociedad como en los círculos políticos, culturales y económicos del Estado en su conjunto”, añadió.

De acuerdo con un estudio elaborado por el Consejo Nacional para Prevenir la Discriminación, la Comisión Nacional de los Derechos Humanos y el Instituto Nacional de Estadística y Geografía, una de cada seis personas afromexicanas es analfabeta, mientras que la proporción de estas personas que gana más de tres salarios mínimos es la mitad de la población en general.

Carrillo Martínez agregó que la progresividad de instrumentos internacionales en materia de igualdad y no discriminación, han permitido incentivar avances importantes en el respeto de los derechos humanos y son marco de referencia para la lucha en favor de las personas afromexicanas.

Relató que la propuesta del Programa Nacional de los Pueblos Indígenas 2018-2024, presentada el 21 de diciembre de 2018 por el Ejecutivo federal, retomó la necesidad de reforzar las autonomías, instituciones y culturas de los pueblos a través de una reforma constitucional.

“La progresividad de los derechos humanos apuntan que el concepto de raza es un invento social y cultural, pues la raza no puede ser aprobada científicamente debido a que las poblaciones humanas no son grupos claramente demarcados y biológicamente distintos. Pertenecen a una única especie biológica”, añadió.

En los posicionamientos, la diputada María del Carmen Bautista Peláez (Morena) indicó que es un acto de justicia y reconocimiento al establecer de manera expresa que los pueblos afromexicanos, que son el 1.2 por ciento de la población total de México, son parte de la composición pluricultural de nuestro país, se respeta su cultura, tradiciones y conformación social.

“En México desde la Independencia se prohibieron las distinciones raciales; no obstante, se ha arrastrado una serie de acciones de discriminación sustentada en mitos, prejuicios e ideas racistas. La igualdad es impulsar la democracia y abona en el desarrollo de los pueblos”, puntualizó.

El diputado Emmanuel Reyes Carmona (sin partido) dijo que esta adecuación en la Carta Magna reconoce que la comunidad afromexicana fue parte del desarrollo histórico, no sólo del país, sino de América Latina.

Puntualizó que esta legislatura de la equidad de género, tiene la disposición de decretar normas para que las instituciones realicen acciones concretas en salud, economía, empleo, derechos humanos y combate al racismo. “Debemos comprometernos que legislaremos para promover la convivencia”.

En representación de Morena, el diputado Rubén Cayetano García, indicó que hoy se honra la contribución de las comunidades afromexicanas han dado al país y constituye un gran paso hacia el reconocimiento de la multiculturalidad y pone fin al racismo en México. 

Juan Martín Espinoza Cárdenas, diputado de MC, consideró necesario reconocer a la comunidad y pueblos afromexicanos, pues sufren cada día limitación y violación a sus derechos humanos, además más del 50 por ciento de los afrodescendientes viven en condiciones precarias de pobreza patrimonial y alimentaria, no cuentan con seguridad social, educación y su ingreso está por debajo de la línea de bienestar. 

La diputada Aleida Alavez Ruiz (Morena) indicó que hoy se hace posible atender una de las demandas de la población afromexicana, la cual se ubica en mayor proporción en Guerrero, Oaxaca y Veracruz. “Con esta reforma se reforzará el reconocimiento como nación intercultural que propicie el diálogo entre lo diverso; nunca más un pueblo que niegue su historia de identidad humana”.

FUENTE: COMUNICADO