Mary Lawlor, la Relatora Especial sobre la Situación de las Personas Defensoras de Derechos Humanos de la ONU, emitió un comunicado para expresar su preocupación por los ataques contra integrantes de Consorcio Oaxaca.

El documento se elaboró en conjunto con la Relatora Especial sobre la Violencia contra la Mujer; el Relator Especial sobre el Derecho a la Libertad de Reunión Pacífica y de Asociación, y el Grupo de Trabajo sobre la Discriminación contra las Mujeres y las Niñas.

Mary Lawlor enfatizó que “el nivel de vulnerabilidad en el que se encuentran las personas defensoras en ciertas regiones de México es sumamente preocupante».

«Es aún más preocupante observar los extraordinarios riesgos a los que se enfrentan las defensoras de derechos humanos y aquellas personas que se dedican a luchar por los derechos de las mujeres así como la impunidad y la corrupción en los sistemas de justicia fomentan la criminalidad y socavan la lucha contra la violencia de género, a la vez que se alimenta la continuación de la violencia contra las personas defensoras en el país”, señaló.

Este comunicado se da luego del ataque del pasado  15 de junio cuando se encontró en la puerta de la oficina de Consorcio Oaxaca una bolsa que contenía restos de lo que parecía ser la cabeza de un animal, junto con una nota amenazadora atribuida a un grupo de crimen organizado.

Dicha amenaza ocurrió en el marco del acompañamiento de Consorcio Oaxaca a la periodista y defensora Soledad Jarquín Edgar en la campaña “Hasta que la Justicia Llegue”, en la que pide la aplicación de la ley por el feminicidio de su hija, María del Sol Cruz Jarquín.