El 4 de octubre de 2020, Hermelinda Reyes Juárez, de 72 años de edad, se llevó la sorpresa de su vida cuando Tereso García Ortiz, en compañía de Pilar Santiago Ortiz, se apropió del paso servidumbre que da acceso a su propiedad ubicada en la municipalidad de San Pedro Molinos, Tlaxiaco, en la Mixteca oaxaqueña, además de amenazarla de  muerte.

El 14 de octubre presentó ante la Fiscalía General del Estado la denuncia por el delito de despojo contra Tereso García Ortiz y demás personas que intervinieron.

A la fecha, tanto la autoridad municipal, representada por el profesor Cupertino Cruz Pérez, como el síndico  municipal, incumplen el mandato  del fiscal comisionado en la Heroica Ciudad de Tlaxiaco, quien ordenó investigar el caso.

Y es que el fiscal solicitó al síndico de la mencionada localidad constituirse en el domicilio de la víctima con asistencia de la policía municipal y dos personas que la víctima contrató para el retiro de los postes que arbitrariamente puso el imputado, mismo que impide el único acceso a la propiedad de Hermelinda Reyes.

De acuerdo con lo expresado por la afectada, desde hace cincuenta años tiene en posesión el terreno ubicado en el lugar denominado «Chive’ Ñu’U», del cual el Comisariado de Bienes Comunales  y el Consejo de Vigilancia le dieron acta de posesión  con fecha 6 de noviembre de 2010.

Sin embargo, el 4 de octubre Tereso García Ortíz comenzó a enterrar postes de madera y alambres de púas frente a su portón, cerrando su paso y tras el reclamo, éste y su esposa, Pilar Santiago Ortiz,  la amenazó con matarla.

Los hechos se hicieron del conocimiento del Síndico Municipal,  Faustino Pérez Ortiz, quien levantó el acta correspondiente sin actuar y sin resolver conforme su investidura.

Ante ello recurrió a la Fiscalía General del Estado que dejó el caso en manos del ministerio público, Edgar Morales Jiménez, quien abrió la carpeta de investigación 31662/FMIX/CODDI-TLAXIACO/2020.

A la fecha no hay justicia.

Es por ello que Hermelinda Reyes Juárez pide al Fiscal General del Estado, Rubén Vasconcelos Méndez, así como al Congreso del Estado, se destituya al vice fiscal regional, Jorge Flores, quien no ha querido intervenir en esta situación y otros delitos ocurridos en la Mixteca de Oaxaca.